Condenado por amenazar a su médico, que le requirió ponerse la mascarilla en un centro de salud de Canarias

Un juzgado de Gran Canaria ha impuesto al acusado una pena de multa, como autor de un delito leve de amenazas

Juzgados de Arrecife
Juzgados de Arrecife

 

El Juzgado de instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a un paciente a pagar una multa por un delito leve de amenazas a un médico.

La agresión verbal tuvo lugar el pasado 17 de mayo en un centro de salud de Gran Canaria, después de que el doctor le indicara a este hombre y a su mujer que debían ponerse la mascarilla para acceder al interior. "El agresor se acercó al colegiado cuando regresaba a su puesto de trabajo, lo señaló con el dedo y lo amenazó", explican desde el Colegio de Médicos, que ha hecho público el contenido de la sentencia.

El fallo considera probados los hechos y concluye que son constituvos de un delito de amenazas leves, ya que el acusado "mostró intención de atentar contra la integridad física del colegiado sin más motivo aparente que el hecho de considerarle responsable de que no pudiera acceder al centro de salud sin mascarilla".

"Todas las agresiones, físicas o verbales, en el ámbito sanitario deben denunciarse, ya que es el único camino para que la Justicia actúe y no vuelva a repetirse”, afirma la secretaria general del Colegio de Médicos de Las Palmas, Marta León.

Además, recuerda que desde 2015 se aplica la modificación del artículo 550.1 del Código Penal en el que considera una agresión a un médico, física o verbal, un atentado a la autoridad y puede conllevar pena de cárcel.

El Colegio de Médicos de Las Palmas ha vuelto a condenar "cualquier tipo de agresión física o verbal a los médicos en el ejercicio de su profesión" y ha hecho un llamamiento a la concienciación social de la ciudadanía para que "rechace este tipo de comportamientos violentos hacia un colectivo cuya labor es fundamental".

LO MAS LEÍDO