Un abusador de menores condenado en Lanzarote y huido de la justicia cumplirá finalmente la pena en su país

​La sentencia se dictó en 2018 pero cuando fue a ejecutarse, el acusado se había marchado de España y se tuvo que emitir una orden de busca y captura. Este viernes por fin ingresará en prisión en Inglaterra

I.L.

Periodista

Michael Roland Williams, durante el juicio por abusar sexualmente de la hija de su pareja
Michael Roland Williams, durante el juicio por abusar sexualmente de la hija de su pareja

El Reino Unido ha decidido asumir la ejecución de la sentencia contra el ciudadano británico Michael Roland Williams, que fue condenado a 5 años de prisión por abusar sexualmente de una niña en Lanzarote hace casi una década, entre 2002 y 2004. La víctima tenía entre 8 y 9 años cuando ocurrieron los hechos y era la hija de su entonces pareja. Ahora, está previsto que este viernes ingrese en la cárcel en su país, después de haberse marchado de España sin cumplir el fallo.

La sentencia se dictó en julio de 2018 y se declaró firme en enero de 2020, tras rechazar el Tribunal Supremo el recurso del procesado. Sin embargo, al ir a ejecutarla, no pudo ser localizado. La Sección Sexta de la Audiencia Provincial emitió entonces una orden de búsqueda y captura internacional contra él, y la Policía terminó localizándolo en su país, a donde había regresado sin esperar el fallo ni cumplir la sentencia.

A finales del pasado año se solicitó su extradición, pero de nuevo presentó un recurso contra esta medida, por lo que se paralizó su devolución a España. Ahora, finalmente ingresará en prisión, pero en el Reino Unido.

La víctima, que tenía 8 años cuando ocurrieron los hechos y ahora tiene 17, espera que esta noticia ayude a otros posibles menores afectados, ya que cree que podría no haber sido la única. “Espero que no, porque sé lo difícil que ha sido para nosotros. Esto puede destruir a una persona”, afirma, animando a denunciar a cualquier víctima de este tipo de delitos.

No obstante, tras años de lucha para conseguir justicia, no se explica lo que ha tardado en ejecutarse la sentencia, ni tampoco que la pena fuera solo de 5 años de prisión, de los que podría cumplir solo la mitad. Y es que en la comunicación del Servicio de Prisión y Libertad Condicional del Ministerio de Justicia británico, en la que se indica que Michael Roland Williams ingresará en prisión este viernes, se apunta también que “es previsible que acceda a la libertad condicional después de cumplir la mitad de la pena privativa de libertad”.

 

Dilaciones indebidas en la instrucción

La sentencia dictada hace ya tres años por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial consideró probado que Michael Roland Williams abusó sexualmente de la hija menor de su pareja en Costa Teguise, cuando ésta tenía entre ocho y nueve años de edad. 

Entre los hechos probados, se relatan distintos episodios en los que la niña sufrió tocamientos y fue obligada a realizárselos a él. "No se atisba motivo alguno de resentimiento o venganza", señalaba el tribunal, que apuntaba que el relato de la menor "fue corroborado por lo dictaminado en la prueba pericial psicológica".

“No se aprecia motivo alguno que pudiera justificar o explicar que la menor se invente los hechos que relata", añadía el fallo, que impuso al acusado cinco años de prisión y otros seis de libertad vigilada, así como la obligación de indemnizar a la víctima con 20.000 euros. Para establecer la pena, la Sala aplicó como atenuante las dilaciones indebidas, por el retraso que sufrió la instrucción de la causa. Así, rebajó la pena que inicialmente pedía el Ministerio Fiscal, que era de 6 años de cárcel.

La víctima, que sigue luchando para superar las secuelas psicológicas, quiere que esta historia se haga pública por si puede evitar que otros niños vuelvan a pasar por lo mismo. Además, el próximo año tiene previsto iniciar la carrera de psicología, para ayudar a otros menores que hayan sufrido lo mismo.

LO MAS LEÍDO