Absuelto el acusado de ser el patrón de la patera que volcó en Tinajo dejando un muerto

La sentencia pone en duda la credibilidad de los testigos que señalaron al procesado. La embarcación también transportaba dos fardos de hachís

Fachada de los Juzgados de Arrecife
Fachada de los Juzgados de Arrecife

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha absuelto al acusado de ser el patrón de la patera que llegó el 8 de mayo de 2019 a la playa de los Marisqueos, en el municipio de Tinajo. La embarcación, que también transportaba droga, chocó contra las rocas justo antes de llegar a tierra, perdiendo la vida uno de los ocupantes.

La Fiscalía pedía para él 14 años y cinco meses de prisión en base a la declaración de tres testigos que lo señalaron como el responsable del viaje. Sin embargo, la sentencia pone en duda sus testimonios. En el juicio, el acusado sostuvo que estas personas "se pusieron de acuerdo para acusarle", apuntando que "probablemente fueran amigos del patrón".

"No está acreditada su participación en los hechos", señala el fallo de la Sección Primera de la Audiencia, que concluye que hubo "contradicciones" en el relato de los "testigos protegidos". Además, subraya que esas declaraciones fueron valoradas "con especial cautela", para "descartar una motivación consistente en la obtención de los beneficios derivados de la delación".

A esto suma además las "serias contradicciones" con lo declarado por otros testigos de la defensa, concretamente menores migrantes que también viajaban en la embarcación, y que fueron derivados al albergue de La Santa sin tomarles inicialmente declaración. En el juicio, confirmaron la declaración del acusado, asegurando que el patrón hizo todo el viaje con la cara tapada y que unas horas antes de llegar a Lanzarote abandonó la embarcación en una zodiac, diciéndoles que "se buscasen la vida".

Según el acusado, él en ese momento se encontraba "muy mal", le había "bajado el azúcar" y perdió el conocimiento. De hecho, aseguró que ni siquiera recordaba haber chocado contra las rocas y que él "se despertó en el hospital". Al respecto, la sentencia señala que efectivamente tuvo que ser hospitalizado tras el rescate.

Así, ante las versiones contradictorias, la Sala concluye que no ha podido alcanzar la "convicción suficiente de la participación del acusado en el delito de favorecimiento del tráfico ilegal de personas con destino a España", haciendo extensivo lo mismo a los delitos de homicidio y contra la salud pública por los que también estaba acusado. En la embarcación, que no llegó a volcar completamente tras el choque, se encontraron dos fardos de hachís, con un peso total de 21,70 kilos.

LO MAS LEÍDO