El cono del volcán sufre un derrumbe parcial en la cara norte y abre nuevas coladas que amplían los daños

La nube de ceniza se ha desplazado hacia el sur y los aeropuertos, tanto de Tenerife como de La Palma, vuelven a operar con normalidad

Colada del volcán de La Palma en su llegada al mar
Colada del volcán de La Palma en su llegada al mar

La cara norte del cono del volcán de Cumbre Vieja sufrió durante la pasada noche un derrumbe parcial, lo que ha supuesto la emisión de coladas en varias direcciones.

Según ha informado el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), estas coladas están generando nuevos daños a su paso y dificultan el movimiento de los equipos de científicos en la zona.

En cuanto a la erupción, sigue manteniendo el mismo comportamiento que los días previos, con una explosividad volcánica que continúa en nivel 2 de una escala con máximo 8.

Asimismo, la emisión de lava se concentra en los centros del cráter principal y no se espera que se abra otro centro de emisión fuera de esta área, según informa Involcan.

 

La nube de ceniza va hacia el sur

Mientras, el último informe del Volcanic Ash Advisory Centres (VAAC) de Toulouse señala que la nube de ceniza provocada por el volcán, que este domingo cumplirá tres semanas activo, se ha orientado hacia el sur.

Al respecto, los controladores aéreos han explicado que el cambio de orientación que ha tenido lugar durante las últimas hora ha dejado libre la zona de Tenerife, cuyos dos aeropuertos -Tenerife Norte y Tenerife Sur- funcionan con normalidad, y desde el mediodía de este sábado lo hace también el de La Palma.

Finalmente, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado durante la noche una cuarentena de terremotos en La Palma, el más destacado uno a las 25.55 horas al suroeste de la Villa de Mazo, de magnitud 4,1 y a una profundidad de 39 kilómetros.

El 'enjambre sísmico' se mantiene activo al sur de la isla, en los municipios de Mazo y Fuencaliente, y unas profundidades medias que oscilan aproximadamente entre los 11 y los 15 kilómetros aunque también se han registrado algunos a más de 30 kilómetros.

LO MAS LEÍDO