La variante Ómicron provoca cancelaciones de los británicos en las reservas hoteleras de Lanzarote

Desde Asolan y del Círculo de Empresarios de Lanzarote aseguran que han sido ocasionadas por la obligatoriedad de hacerse PCR a la entrada a Reino Unido, y la restricción de entrada a España de solo vacunados

Los complejos turísticos de Lanzarote registraron en noviembre una ocupación del 71 por ciento

La realidad sanitaria de Europa, y también de las Islas Canarias, con la variante Ómicron del coronavirus, ha generado preocupación en los empresarios turísticos de la isla. De hecho, desde Asolan aseguran que han empezado a notar cancelaciones en las reservas, sobre todo en el turismo británico, principal país emisor de turistas de Lanzarote. 

Desde este 1 de diciembre, los británicos mayores de 12 años deben certificar que están vacunados para entrar en España, aunque posean una prueba negativa de detección del virus. Para la presidenta de Asolan, Susana Pérez, esta ha sido una de las causas de la caída de las reservas, ya que en Reino Unido la vacunación entre los 12 y los 17 años "está siendo preferentemente con Astrazeneca", que entre una dosis y otra tienen que pasar tres meses. “No pierdes solo un pasajero, pierdes la familia entera”, ha señalado la presidenta a La Voz.

“Hemos solicitado a la Consejería de Turismo, que eleve al Gobierno España que los menores británicos puedan entrar con un test negativo”, ha señalado Pérez. 

Además, desde el pasado 30 de noviembre, los pasajeros que entren a Reino Unido, aunque tengan la pauta de vacunación completa, y sean residentes o no, se deben realizar una PCR al día siguiente de su llegada, y mantener aislamiento hasta que tengan el resultado. Pérez cuestiona este cambio de medida, ya que antes de esta fecha se pedía únicamente "un test de antígenos", bastante más barato que el precio de una PCR.

Susana Pérez reconoce que esta situación ha generado “cierta incertidumbre” en el sector con esta nueva variante, aunque sostiene que tienen esperar a la resolución definitiva “de la Comunidad Científica”.

Las cancelaciones en las reservas, por ahora, únicamente afectan de forma significativa al mercado británico. Pérez asegura que el resto de países “continúan viajando con normalidad con el certificado Covid", que refleja tener la pauta de vacunación completa, un test negativo o una certificación de haber superado la enfermedad. 

No obstante, el vicepresidente de Asolan, Paco Martínez, considera que tampoco hay que “alarmarse demasiado”, ya que esas cancelaciones no responden a un número “masivo”. En este sentido, y ante esta situación, Martínez sostiene que hay que estar pendientes al transcurso de los días, y espera que estas cancelaciones en los próximas días se sustituyan por “reservas nuevas”.

“Si hay un hotel con 200 habitaciones y le llegan 30 cancelaciones, pues se preocupan bastante”, ha asegurado Martínez, aunque añade que aún “no hay motivo” para pensar que algún complejo hotelero pueda plantearse “volver a cerrar”.

 

El Círculo de Empresarios de Lanzarote, también “a la espera” 

Por otro lado, el presidente del Círculo de Empresarios de Lanzarote, José Valle, teme que la nueva variante genere “nuevos confinamientos” en los países emisores, lo que repercutiría gravemente en el sector en la isla. En ese sentido, afirma que si las cancelaciones de las reservas de Reino Unido continúan a lo largo de los días, tendrán que dar “un paso hacia atrás” en la recuperación económica de la isla

Otra de las grandes preocupaciones del presidente de el CEL es que si esto va a más, muchos trabajadores tendrán que volver a los ERTE, justo en el momento que la isla ha registrado un dato de paro inferior a la cifra de antes de la pandemia

No obstante, José Valle asegura que desde el CEL también están “a la espera” de que la situación cambie a la mayor brevedad. “La pandemia no es previsible, y todo depende del desarrollo de esta nueva variante”, ha asegurado en declaraciones a La Voz.

“Los mensajes tampoco están siendo claros por parte de la OMS y de algunos gobiernos”, critica también el presidente del CEL, que reclama que debería de existir “un análisis común”, para de esta manera saber cómo actuar ante esta nueva variante.

LO MAS LEÍDO