Los trabajadores de Lanzarote Bus acuerdan seguir la huelga: “Algunos no tienen dinero ni para hacer una compra”

Intersindical Canaria denuncia que la dirección “se sigue retratando día tras día”. Después de 39 jornadas de paro, este lunes recibieron una ayuda económica de empleados de otra empresa: “Fue un día muy duro”

Huelga en todo el grupo de Lanzarote Bus
Huelga en todo el grupo de Lanzarote Bus

Los trabajadores de Lanzarote Bus, Guaguas Lanzarote, Jocaba y Guaguas Jocaba decidieron este lunes en asamblea continuar la huelga, cuando se cumplen ya 39 jornadas de paro indefinido.

“Hay gente que ya está muy apurada, que ayer no tenía ni para hacer una compra”, afirman desde Intersindical Canaria, que explica que algunos de los trabajadores están viviendo gracias a la solidaridad. De hecho, señalan que este lunes recibieron una ayuda económica aportada por trabajadores y trabajadoras de Titsa y simpatizantes, además de otra de Ultramar Express Lanzarote. “Los que mejor están económicamente, repartieron su parte con los que se encuentran en peor situación”, añade el sindicato, que afirma que fue “un día muy duro”. “Más de uno lloramos como niños por los sentimientos encontrados”, relatan desde la Federación de Transportes de Intersindical Canaria, que añade que “este gesto solidario ha renovado las ganas de lucha”.

En la asamblea celebrada esa tarde, la decisión de continuar la huelga no salió adelante por unanimidad como en otras ocasiones, pero sí con una clara mayoría de 44 votos a favor, 8 en contra y un voto nulo.

Los representantes de los trabajadores se habían reunido por la mañana con la dirección de las empresas, pero de nuevo sin avances. “No se les va a poner calificativos ya que ellos mismos se están retratado día tras día. La dirección de la empresa, como niño enrabietado, no esconde ya que no quiere ceder nada. Únicamente se mantiene en su postura para hacer daño, según palabras textuales de su representante, por haber ido a la huelga”, denuncia IC.

Así, afirma que en ese encuentro “volvieron a hacer la misma oferta ridícula del primer día: un 8% de subida salarial en algunos conceptos y más adelante otra del 2%, lo que supone, en total, 30 y pocos euros brutos mensuales. Y ni hablar de quitar o reducir la jornada partida, que es el motivo principal de esta huelga”, insiste el sindicato.

En esa reunión, sostiene que también les trasladaron que no cederán “aunque la huelga dure seis meses y quiebre la empresa”, alegando que “la empresa es la que se tiene que amoldar a la demanda y no al revés”.

“En otras palabras, aunque se puedan organizar servicios y turnos de trabajo a los [email protected], a la empresa le es muy cómodo disponer de la vida de estas personas a su antojo, para lo que les surja, y no le va bien soltar este chollo”, denuncia Intersindical.

Además, lamenta que “tampoco se apreció ningún gesto por parte de la política, que se reunió con esta dirección unas horas más tarde y de cuya reunión apenas hicieron declaraciones, salvo que la dirección de la empresa no acepta un mediador para resolver el asunto y que les había comentado 'su oferta', indicando además que los trabajadores cuentan con dos días para aceptarla, y que de no hacerlo en el plazo indicado, la retirarán”.

Con ello, según el sindicato, “intentan poner a los trabajadores entre la espada y la pared para conseguir su propósito de que, con la premura, los trabajadores pudieran tomar una decisión a la ligera”. 

“Encima chulería y amenazas. Pues lo llevan claro”, advierte Intersindical Canaria, que subraya que “continúan en la lucha” y se mantendrá la huelga.

LO MAS LEÍDO