Termina el desabastecimiento en las farmacias de Lanzarote: “Por fin hay test y va a seguir habiendo”

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos afirma que "la producción ya es mayor y han vuelto a bajar los precios", tras haberse disparado la demanda en diciembre

Empleados de la farmacia del Centro Comercial Deiland salvan la vida a un hombre

Conseguir un test de antígenos en las farmacias de Lanzarote se volvió una misión imposible durante las Navidades, pero el desabastecimiento ya ha llegado su fin. “Por fin ya hay test y va a seguir habiendo”, ha afirmado la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Loreto Gómez.

Así, da por terminado el “problema” que comenzó desde mediados de noviembre y que se agudizó en diciembre, coincidiendo la llegada de la variante Ómicrom con las comidas de empresa y los encuentros navideños, a los que muchos intentaban acudir habiéndose realizado previamente una prueba.

Fue una suma de acontecimientos que hizo que la necesidad del test se multiplicara. Tanto por prevención como porque esta variante era muy contagiosa, hicieron falta muchísimos más test de lo que cualquiera pudiera haber previsto. Entonces la producción se vio corta, pero eso pasó en Canarias, pasó en España y pasó en Europa”, explica Loreto Gómez.

“El virus va un poco por delante de nosotros. Tenemos que ir aprendiendo de lo que nos va enseñando”, añade la presidenta del Colegio, recordando también lo que ocurrió con la falta de mascarillas al inicio de la pandemia. Ahora, al igual que ocurrió entonces, insiste en que ya se ha conseguido resolver.

“La producción es mayor y han vuelto a bajar los precios”, ha agregado. Y es que el otro problema fue lo que se disparó el coste de esos test. “Al subir la demanda, subieron los precios. A nosotros nos los empezaron a ofrecer a precios más caros de los que veníamos cobrando en la venta al público”, señala.

Respecto a la propuesta que se barajó de que esos test pudieran venderse en otros lugares, como grandes superficies, al que igual que ocurre en otros países europeos, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos considera que en esos establecimientos no se puede dar una atención sanitaria, por ejemplo para explicar el uso del producto.

Sobre la posibilidad de que eso influyera en una mayor bajada de los precios, Loreto Gómez pide a las empresas que crean que pueden conseguir test a precios inferiores, que los pongan a disposición de las farmacias. “Los pondremos al alcance de la población al precio de ellos. Porque El Corte Inglés no llega a todos los pueblecitos, pero las farmacias sí”, ha defendido.
 

LO MAS LEÍDO