Sanidad prorroga hasta el 31 de julio el control de pruebas Covid a viajeros nacionales que lleguen a Canarias

Esta medida se ha prorrogado en una orden independiente y sin remitirla al Tribunal Superior de Justicia de Canarias, al desvincularla ahora del estado de alarma

Viajeros saliendo del aeropuerto de Lanzarote
Viajeros saliendo del aeropuerto de Lanzarote

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha ampliado hasta el 31 de julio la realización de cribados para contener la transmisión de la Covid-19 mediante pruebas diagnósticas a los pasajeros que entren en Canarias procedentes del resto del territorio nacional, por vía aérea o marítima.

La medida, que incialmente se vinculó también al estado de alarma, se ha aprobado ahora en base a las leyes de sanidad y salud pública, sin pasar así por el control del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. De hecho, es la única restricción que se dejó fuera del decreto publicado el pasado viernes, y que ha sido tumbado parcialmente por el TSJC, en lo que respecta al toque de queda y a los cierres perimetrales de islas.

Esta nueva prórroga -contra la que no obstante cabe recurso en caso de que alguien decidiera interponerlo-, es efectiva desde este lunes, con la publicación de la Orden del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, en el Boletín Oficial de Canarias. "Constituye de una medida necesaria para continuar con el control y contención de casos importados de coronavirus en viajeros procedentes de otros puntos del territorio nacional y mientras se acelera el ritmo de vacunación contra la Covid-19", defienden desde el Gobierno de Canarias.

"Desde su implantación, el 18 de diciembre de 2020, el cribado mediante PDIA a los pasajeros que entran a Canarias desde el territorio nacional ha sido una medida efectiva para el control de la pandemia, con un 87 por ciento de viajeros que han aportado una prueba negativa, lo que minimizado el riesgo de importación de nuevos casos y, por tanto, de provocar un incremento de la transmisión de la Covid-19 en Canarias", defienden.

 

Funcionamiento del dispositivo

Cuando un pasajero llega a Canarias procedente de otra región del territorio nacional (siempre que el viaje no responda a motivos sanitarios o a desplazamientos laborales en profesiones consideradas esenciales), debe entregar un certificado de PDIA negativa en los puestos de control establecidos para tal efecto por la Consejería de Sanidad en los aeropuertos canarios que reciben vuelos nacionales.

Los viajeros que no presentaron el certificado, o que el mismo no fue validado, quedan identificados, registrados y son emplazados a realizar aislamiento hasta obtener el resultado negativo de una prueba diagnóstica en destino.

Las pruebas admitidas son la PCR, los test rápidos de detección de antígenos o la Amplificación Mediada por Transcripción (TMA).

La Consejería de Sanidad recuerda que la prueba diagnóstica, tanto en origen como en destino, será gratuita para los viajeros residentes en Canarias que procedan del resto del territorio nacional y realicen la prueba en los centros Eurofins Megalab concertados por el Servicio Canario de la Salud para tal efecto. En los restantes casos, el pasajero asumirá el coste de la realización de la PDIA, que tendrá un precio especial en los centros concertados por el SCS.

 

 

LO MAS LEÍDO