San Bartolomé inicia los trámites para declarar "Hijas Adoptivas" a Candelaria Ledesma y Áurea Mauri

El Pleno también ha aprobado por unanimidad otorgar el "Premio Ajey a la labor cultural" a Balbina Cruz

De izquierda a derecha, María Candelaria Ledesma, Áurea Mauri Cadavieco y Balbina Cruz
De izquierda a derecha, María Candelaria Ledesma, Áurea Mauri Cadavieco y Balbina Cruz

El Pleno del Ayuntamiento de San Bartolomé ha aprobado este jueves por unanimidad iniciar el procedimiento para reconocer el "legado social" de tres mujeres que considera que han jugado un papel importante en el municipio. El objetivo es otorgar la distinción de "Hija Adoptiva"María Candelaria Ledesma Alonso y a Áurea Mauri Cadavieco; y el “Premio Ajey a la labor cultural” a Balbina Cruz.

La sesión plenaria, de carácter extraordinario, fue solicitada por la oposición, que considera que las tres "cuentan con los méritos y circunstancias que marca el reglamento", y que todas ellas "han destacado de forma extraordinaria al servicio del municipio de San Bartolomé".

"Estas distinciones están más que justificadas. Nadie podrá discutir la extraordinaria labor que ha desarrollado Candelaria Ledesma (nacida en Tenerife) en nuestro municipio, así como la de Áurea Mauri (nacida en Galicia), y la destacable labor sanitaria de Balbina Cruz. Todas ellas son merecedoras del reconocimiento del pueblo de San Bartolomé, al que han dedicado su vida. Es de justicia reconocerlo”, afirman desde CC.

 

Candelaria Ledesma

Una de las dos candidatas a recibir el título de "Hija Adoptiva" del municipio, Candelaria Ledesma, nació en 1950 en La Laguna (Tenerife) y se trasladó a San Bartolomé en 1978.

Maestra por tradición familiar, -sus padres y dos de sus hermanos también lo fueron-, se incorporó al Colegio Ajei en calidad de profesora, para más tarde, en 1984, hacerse cargo de la dirección del centro. 

Durante esta etapa consiguió implantar el comedor escolar y que" la enseñanza se desarrollara en un espíritu de convivencia y buenas relaciones, intentando que todos los antiguos alumnos recuerden su colegio con cariño", tal y como ella misma ha manifestado.

Esta trayectoria la hizo ganadora del reconocimiento “Viera y Clavijo”, otorgado por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, como premio a su labor dentro del sistema educativo de las islas en el año 2001.

Ledesma también participó en política y fue concejal del Ayuntamiento, además de formar parte de un grupo de teatro.

 

Áurea Mauri

Áurea Mauri, propuesta también para obtener el reconocimiento de "Hija Adoptiva", nació en 1946 en La Coruña y llegó a San Bartolomé en el año 1979, donde abrió la primera peluquería de señoras del pueblo -en el local donde hoy se encuentra el bar La Plaza-, hecho que resultó todo un acontecimiento.

En 1982 consiguió sortear los obstáculos por su género y fundó la primera murga femenina de Canarias, “Las Revoltosas”, que ha conseguido notables éxitos a nivel insular y regional. 

También fue parte de diversos grupos de teatro y participó en la vida política como concejala.

Asimismo, es una de las fundadoras del grupo 'Las Jacarandas' y en la actualidad es miembro de la 'Coral Municipal de San Bartolomé'.

 

Balbina Cruz

Balbina Cruz, popularmente conocida como “Señá Balbina la partera”, nació en Mozaga en 1884, fijando su residencia en San Bartolomé a la edad de 20 años, tras su matrimonio. 

Realizó la labor de comadrona durante más de 40 años en el municipio y sus alrededores; pero además también actuó como curandera, llevó a cabo labores de cocina e incluso amortajó a difuntos. A través de la utilización de remedios populares, atendía a personas de todas las edades.

Dicha labor ha sido reconocida, tras muchos años de experiencia, por parte de profesionales en la medicina y autoridades en el mundo de la política. Ahora, el Ayuntamiento ha aprobado iniciar el expediente para otorgarle el "Premio Ajey a la labor cultural".

LO MAS LEÍDO