El IES Altavista recibe el Premio Nacional de Educación para el Desarrollo "Vicente Ferrer"

Esta distinciones reconoce a 15 centros españoles que desarrollan proyectos que promueven valores de solidaridad y compromiso con la Agenda 2030

Interior de una de las aulas del IES Altavista
Interior de una de las aulas del IES Altavista

El IES Altavista ha sido galardonado con el Premio Nacional Vicente Ferrer 2022, reconocimiento concedido por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que reconoce aquellos centros que han llevado a cabo acciones educativas o propuestas pedagógicas con el fin de incitar, fomentar y concienciar la participación activa del alumnado con la Agenda 2030.

El centro educativo lanzaroteño, ha sido uno de los 15 centros educativos españoles reconocidos por la institución tras presentar el proyecto “Programación de nivel para la mejora del éxito educativo". Se trata de una estrategia de coordinación del profesorado para fortalecer el centro como un entorno seguro, saludable, acogedor e inclusivo, donde enseñar, aprender y convivir con uno mismo, en sociedad y con el planeta.

Esta organización persigue el diseño de proyectos trimestrales conjuntos de las diversas materias del nivel, así como la detección de las principales barreras que impiden el aprendizaje del alumnado, para encontrar soluciones junto a las familias.

La iniciativa utiliza como base los aprendizajes vinculados al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como herramientas formativas para mejorar el éxito escolar y luchar contra la mayor causa de pobreza y exclusión social: el abandono escolar. Esta práctica educativa se inició durante el curso 2020-21 en el nivel de 1º de la ESO y se ha extendido desde 1º a 3º de la ESO en el actual periodo lectivo.

Otro centro canario también ha recibido el premio

El CEIP Camino Largo, centro de la isla de Tenerife, ha obtenido este galardón gracias a su proyecto "Solidaridad y Sostenibilidad", en el que han reunido todas las acciones vinculadas a estos dos valores, en los que el centro ya estaba involucrado. Del conjunto de actuaciones destaca la estrecha relación que su alumnado mantiene con el hogar de la tercera edad de la localidad, a través de visitas semanales de lectura y acompañamiento, entrega de regalos navideños o excursiones compartidas, entre otras actividades intergeneracionales.

Asimismo, el colegio mantiene su calificación de "centro de residuos 0" gracias a la colaboración de las familias, que han sustituido los envases, tetrabriks y plásticos de un solo uso de los desayunos por cantimploras y tarteras, con el consiguiente ahorro de esos materiales

LO MAS LEÍDO