El Gobierno estudia poner un atraque para la Guardia Civil en el muelle de Órzola y unas “casetas” para atender a los inmigrantes

La Benemérita dispondrá de un espacio “vallado”, con baños químicos, para poder atender “en condiciones” a las personas que llegan en patera al norte de la Isla

Denuncian "vertidos" de barcos en el muelle de Órzola

La Delegación del Gobierno estudia poner a disposición de la Guardia Civil un atraque en uno de los pantalanes del muelle de Órzola, para atender en condiciones a los inmigrantes que llegan a la zona norte de Lanzarote. Además, también podrá contar con unas “casetas” para poder realizar las labores de recepción de las personas que llegan al puerto norteño.

Así lo ha anunciado el alcalde accidental de Haría, Víctor Robayna, en Radio Lanzarote – Onda Cero. El nacionalista se muestra "agradecido" de que la subdelegada del Gobierno, Teresa Mayans, se trasladara en estos días hasta el muelle de Órzola, junto a los directores de Puertos de Las Palmas, "interesándose por la recepción de las pateras"

“La Guardia Civil pedía estas instalaciones. Porque para ellos es algo caótico cuando llegan los inmigrantes a Órzola”, asegura Robayna. Ese atraque estará en un pantalán que ya está instalado en el muelle norteño, que se “liberará y cederá” para que puedan acceder tanto la patrullera de la Guardia Civil como la Salvamar.

Víctor Robayna asegura que la “intención” es que ese atraque se quede como una base fija para la patrullera de la Guardia Civil. “Tenemos que facilitarles el trabajo”, sostiene el alcalde accidental, que reconoce que la ausencia de un sitio para atracar en Órzola era una queja habitual del sindicato de la Guardia Civil.

Una de las razones por las que la Benemérita se encuentra con dificultades para tender a los inmigrantes en Órzola es que el muelle “no se para”, y el continuo trasiego de barcos dificulta las labores de atención de la Guardia Civil.  “Cuando aparecen esos fines de semana de hasta tres o cuatro pateras, se crea una especie de conflicto a la hora de recibirlos y de recepcionarlos", detalla el alcalde.

En relación a las futuras instalaciones que dispondrá la Guardia Civil, Víctor Robayna detalla que contarán con una zona vallada en el muelle, donde habrá “casetas” que sirvan de recepción para los inmigrantes. Además, también se instalarán unos baños químicos para atender las necesidades de las personas que llegan a la Isla.

LO MAS LEÍDO