El CEIP César Manrique Cabrera celebró unos carnavales medioambietales

Presentó una nueva forma de celebrar el carnaval en un centro educativo, con el espectáculo "S.O.S. La Tierra"

El CEIP César Manrique Cabrera celebró unos carnavales medioambietales
El CEIP César Manrique Cabrera celebró unos carnavales medioambietales
Carnaval en el CEIP César Manrique Cabrera

El CEIP César Manrique Cabrera celebró este viernes las carnestolendas con un evento artístico donde aunaron música, baile, teatro y educación ambiental en el que participaron 500 integrantes de la comunidad educativa.

El colegio público de Tahíche presentó una nueva forma de celebrar el carnaval en un centro educativo.Con el espectáculo "S.O.S. La Tierra", la propuesta lúdico educativo siguió la idea de aprender mediante el disfrute y la diversión, haciendo compatible la celebración carnavalera con el aprendizaje y la creación de conciencia medioambiental. Tal como señaló la directora del centro, Leonor Hernández, "con esta experiencia se ha desarrollado el potencial educativo del carnaval, la puesta en práctica de un proyecto de trabajo cooperativo global para todo el centro".

A través de un cuento original del vicedirector y maestro de música, Antonio Monzón Suárez, se escenificaron los diversos problemas ecológicos que amenazan al planeta Tierra. La historia se inició con el encuentro de Madre y Padre Tierra ante una isla llena de basura, Lanzarote. La isla se presentó en el centro del espacio donde se celebró el espectáculo, la cancha deportiva de primaria, abarrotada en sus alrededores por decenas de familiares. Solicitan la ayuda de los Ángeles Guardianes de la Tierra, formado por un grupo de seis maestras que, preocupadas, solicitan la ayuda de los niños y niñas del colegio. Así es como llegan al son de una música específica para cada nivel y con una danza propia cada una. El alumnado de infantil de 3 años, disfrazados de mar con animalitos marinos.A continuación desfilaron los de infantil 4 años, vestidos como árboles con fuego y peluches que simulaban animales heridos. Seguidamente fue el turno para los de infantil de 5 años, disfrazados con las dos caras de la Tierra, la alegría y la tristeza.

Los Ángeles Guardianes volvieron a aparecer es escena y vieron con alegría cómo la ayuda de los niños-as mejoraba la situación. Es por lo que se solicita más ayuda. Y así fue como llegó, acompañado de la batucada del centro, el Dragón de la Basura para que se tragara todos los desperdicios de la isla. Familiares del alumnado colaboraron en poner en movimiento al dragón de tela. En ese momento, la isla de Lanzarote desapareció de escena. En su lugar ocupó la escena central una maqueta gigante del plante Tierra lleno de basura. El cuento prosiguió reclamando más colaboración de los menores. Fue el turno entonces para el alumnado de primero de primaria, disfrazado de continentes, quienes al verse impotentes ante la situación del planeta reciben la ayuda de unos superhéroes muy especiales, el alumnado de segundo, disfrazado de guardianes del medioambiente.

El cuento avanza presentando aspectos más positivos del comportamiento humano sobre la naturaleza. Por eso llegó el alumnado de tercero disfrazado de coches eléctricos, el alumnado de cuarto de paneles solares, el de quinto vestidos de aerogeneradores y el de sexto de contenedores de reciclaje. La agilidad y el dinamismo en el movimiento del alumnado para entrar y salir de escena,dio como resultado un producto artístico, visualmente y acústicamente, muy atractivo con sonidos de la naturaleza y una selección de canciones de carácter infantil juvenil con letras muy sensibilizadas con el cuidado del medioambiente.

 

LO MAS LEÍDO