Ecologistas en Acción reclama medidas en Famara: "No hay parking para tanto coche, ni contenedores para tanta basura"

La asociación propone habilitar un aparcamiento en las afueras de la zona protegida, establecer un cupo para los deportistas y habilitar zonas controladas de acampada

Denuncia de Ecologistas en Acción sobre la saturación de Famara
Denuncia de Ecologistas en Acción sobre la saturación de Famara

"No hay parking para tanto coche, contenedores para tanta basura y lo que es peor, ni conciencia medioambiental para cuidar un espacio tan frágil como el ecosistema de Famara, una parte importante del Parque Natural del Archipiélago Chinijo". Eso es lo que ha denunciado Ecologistas en Acción Lanzarote, que afirma que se hace así eco de las quejas de los propios vecinos que residen o veranean en Famara.

La asociación ya ha presentado alegaciones al PORN, en las que entre otras cosas reclama que se habilite un aparcamiento "en las afueras de la zona protegida de Famara o, si procediera, en la zona urbana como medida de protección frente al deterioro del suelo por el incremento de visitas". Además, solicita que se determine "un cupo y una franja horaria para las personas que practiquen deportes o alguna otra actividad que requiera de la utilización de medios de transportes por los caminos o pistas existentes", y que se habiliten "zonas controladas de acampada, dado el interés de la población local, así como por el auge del turismo de naturaleza".

"Cada vez que hace buen tiempo, se produce una avalancha de vehículos de todo tipo, tanto caravanas como turismos, que aparcan por cualquier sitio, ya sea dentro del parque natural o encima de dunas, con la consiguiente acumulación de basura", señala Ecologistas en Acción citando a un vecino.

"Y es que luego al día siguiente no aparece nadie a vaciar contenedores y los papeles y plásticos vuelan por cualquier sitio. Tenemos la desagradable sensación de encontrarnos en un vertedero", añade la asociación, adjudicando esta otra frase a un surfista.

Otra vecina, con negocio en la zona desde hace muchos años, apunta que lo que falta es "señalización acerca del buen uso de este entorno, vigilancia y sanciones", y advierte que "al final se restringirá todo y por unos cuantos pagarán bastantes más".

Desde Ecologistas en Acción recuerdan que "desde que se iniciaron las construcciones en La Hoya de la Hubilla a finales de los setenta, éstas hicieron de barrera, al impedir el paso natural del jable y como consecuencia se desdibujaron los meanos, nombre dado en Lanzarote a las dunas y que se formaban enfrente a la zona del tanque del agua". Esto, añaden, "también afectó a la curva del pozo, con pedregales que hoy en día están al descubierto".

 

Ante esta situación, la asociación insta "a la ciudadanía y a las administraciones competentes, empezando por el propio Ayuntamiento, a preservar la pulcritud y por ende la majestuosidad que produce la mera contemplación del Risco de Famara".

LO MAS LEÍDO