Ecologistas en Acción presenta alegaciones contra las nuevas canteras en Muñique y lleva a Fiscalía presuntas irregularidades

Reclama que se denieguen los nuevos permisos y afirma que podría haberse cometido “un presunto delito de prevaricación ambiental”, por el “cambio de criterio” que llevó a pedir solo “una evaluación simplificada”

Cantera en la zona de Muñique
Cantera en la zona de Muñique

Ecologistas en Acción Lanzarote ha presentado una batería de alegaciones contra la tercera de las canteras de jable en la zona de Muñique, cuya autorización ambiental está tramitando la Dirección General de Industria en plena la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Islotes del Norte de Lanzarote y Famara”, que forma parte de la Red Natura 2000. 

Además, ha anunciado que dará trasladado a la Fiscalía de presuntas irregularidades en la tramitación de algunos de los permisos que se han solicitado en la zona, “por si pudiese ser constitutivo de un delito de prevaricación ambiental”. En concreto, el colectivo ecologista denuncia que, “mientras en 2018 la Dirección General de Protección de la Naturaleza informó indicando que la ampliación del plazo de vigencia de la autorización debería someterse a evaluación de impacto ambiental ordinaria, el año pasado la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente cambió de criterio exigiendo apenas evaluación simplificada”.

Mientras tanto, en sus alegaciones ante el Gobierno canario, Ecologistas en Acción solicita que se dicte Declaración de Impacto Ambiental desfavorable para las autorizaciones en trámite y se tomen medidas “para obligar a las anteriores empresas mineras a restaurar las explotaciones ahora abandonadas”. De lo contrario, advierten, “la nueva proliferación de canteras y otras actividades ilegales como el vertido de residuos amenazan con deteriorar todavía más los valores de esta zona”.

De hecho, denuncian precisamente que se estén “tramitando en simultáneo diversas autorizaciones en un mismo espacio protegido, sin evaluar sus impactos acumulativos y sinérgicos”.

Desde Ecologistas en Acción también demandan anular o revisar la continuidad en el Plan Insular de Ordenación de la Zona de Actividad Extractiva de Las Melianas, junto a Muñique, “pues la actividad resulta incompatible con la preservación de los valores ambientales y paisajísticos, además de amenazar varias poblaciones de aves en peligro de extinción como la avutarda hubara, el guirre y también la musaraña canaria”. 

“Todo eso”, añaden, “a pesar de que desde la propia administración se reconocía, veinte años atrás, que la extracción de áridos a cielo abierto es una de las actividades que más está afectando a la integridad de los valores paisajísticos y naturales de la isla”.

LO MAS LEÍDO