Denuncian que Adislan ha despedido a más de una docena de trabajadores: "No nos dan ni indemnización"

Los despedidos han contactado con UGT para presentar una demanda. "Nos sentimos defraudados, porque nos pedían tacto y empatía con los usuarios y no lo han tenido con nosotros", señala un afectado

"No han querido hacer un ERTE, nos han despedido, y encima no nos dan ni indemnización". Ésta es la denuncia que ha hecho un trabajador, al que la Asociación de Personas con Discapacidad de Lanzarote (Adislan) despidió el pasado 31 de marzo alegando "causas económicas"

Además de a él, asegura que Adislan ha despedido a otras once personas, algunas de ellas "con contratos fijos" desde hace años. "A cuatro o cinco ha sido en las mismas condiciones y al resto imagino que igual, porque si no habrían hecho un ERTE", apunta este hombre, que acusa a Adislan de incumplir el decreto del Gobierno, por el que se prohibieron temporalmente, hasta que acabe la crisis sanitaria, los despidos por fuerza mayor o causas objetivas que se justifiquen por el impacto del coronavirus.

Según cuenta, todos los despedidos eran trabajadores "de distintos departamentos" del centro de día hasta que, tras el cierre del mismo con motivo del estado de alarma, se les reubicó "para prestar apoyo apoyo en la residencia y en las viviendas" con los que cuenta la asociación. 

Sin embargo, afirma que el pasado 31 de marzo recibió "una llamada de la directora", en la que le comunicaba el despido y le decía que "no cabía la posibilidad de un ERTE". "Y al día siguiente recibí un burofax con la carta de despido", señala. 

 

Adislan alega pérdidas económicas durante cuatro años 


En esa carta, a la que ha tenido acceso La Voz, Adislan afirma que ha tomado la decisión de proceder "a su despido objetivo por causas económicas". "La empresa lleva años continuados con pérdidas económicas, debido a un porcentaje de inestabilidad en los ingresos recibidos, y a que el coste real de los servicios no se cubre con los ingresos que anualmente recibimos", alega la asociación en el escrito. 

En concreto, Adislan afirma que en 2015 tuvo pérdidas de 11.894 euros y que en 2016 se dispararon a 174.022 euros, reduciéndose a 135.526 euros en 2017. Respecto a 2018, la asociación reconoce que cerró "con un positivo" de 133.631 euros, pero lo achaca a "un ingreso puntual de 250.000 euros" que acomodó el resultado, pero asegura que en 2019 alcanzó perdidas "por el valor de 342.898,23 euros". 

"Esta situación encadenada de los últimos años ha puesto en riesgo la sostenibilidad económica y de liquidez de la entidad", agrega Adislan, que señala que "al basarse el despido en causas económicas", en virtud del Estatuto de los Trabajadores, "la empresa no dispone de liquidez para abonarle la indemnización" que le correspondería, que sería de 20 días de salario por año de trabajo, con el límite de doce mensualidades. 

 

Estudian presentar una demanda 


"Encima del momento que estamos viviendo, nos hacen pasar por esto también, que de un día para otro nos despiden sin nada", apunta este trabajador, que afirma sentirse "defraudado" con Adislan. "Porque nos pedían tacto y empatía con los usuarios y ellos no los han tenido con nosotros", señala.

Este hombre, que destaca además que Adislan está "subvencionada por el Cabildo", acusa también a la asociación  de "usar un cebo" para impedir que los despedidos denuncien. "Nos hicieron la promesa de una posible vuelta dentro de un tiempo y no creo que sea real", apunta. 

Por eso, este trabajador afirma que,a través del Comité de Empresa, se han puesto en contacto con UGT con el objetivo de presentan una demanda conjunta. "Estamos estudiando la documentación", ha señalado a La Voz el secretario general del sindicato en Lanzarote, Cesar Reyes, que ha explicado que deben estudiar qué tipo de contrato tenía cada trabajador por si estuvieran sujetos a algún contrato-programa que hubiera terminado y los motivos por los que han sido despedidos cada uno, para poder determinar si corresponde presentar una demanda. 

No obstante, dado el estado de alarma sanitaria que continúa vigente en el país, estos trabajadores tendrán que esperar a que se recupere la normalidad en la Justicia para poder denunciar sus despidos. 

LO MAS LEÍDO