El agua producida y distribuida en Lanzarote es analizada una media de 46 veces al día

Durante 2020 se tomaron más 10.000 muestras de agua potable en la isla y se analizaron más de 55.000 parámetros

La Voz de Lanzarote

Análisis de agua

El mes de marzo está dedicado al agua y este año la ONU estableció como lema para conmemorar el Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo, 'El valor del Agua', una llamada de atención a la ciudadanía en general para reflexionar sobre la importancia que le damos a este bien básico. En concordancia con el programa oficial, Canal Gestión Lanzarote ha aprovechado esta semana para defender la calidad que actualmente tiene el agua que produce y se distribuye en Lanzarote y la Graciosa, haciendo hincapié en el "estricto" control de vigilancia implantado en la empresa para asegurar en todo momento las buenas condiciones de la misma. El artículo del blog dedicado al Día Mundial del Agua y el documento 'El valor de cada gota' así lo recoge.  

La calificación apta del agua para el consumo humano viene dada a raíz del cumplimiento que hace la empresa del Programa de Vigilancia Sanitaria del Gobierno de Canarias, la Directiva Europea 98/83/CE y los Reales Decretos 140/2003, 314/2016 y 902/2018. 

Los criterios sanitarios establecidos para consumir este bien están recogidos además en un Protocolo de Autoncontrol propio, elaborado por la empresa, que va "algo más allá de lo que recoge la normativa, y que garantiza que el suministro en Lanzarote se realiza en óptimas condiciones y con todas las garantías sanitarias".

 

La calidad del agua, en datos

Canal Gestión Lanzarote afirma que toma más de 10.000 muestras  de agua potable al año. De estas, cerca de 1.000 son tomadas en puntos de salida de las dos centrales de producción, Central Díaz Rijo y Janubio; y más de 9.000 son recogidas en diferentes puntos de muestreo establecidos a lo largo de la red de distribución existente, los depósitos de regulación y grandes conducciones. Las ubicaciones de estos puntos de control son representativos de cada red de abastecimiento y están supervisados por el Área de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

Según los criterios establecidos de antemano por la autoridad sanitaria, estas muestras son sometidas a estudios organolépticos (sabor, color, turbidez, entre otros), análisis de control y análisis completos.

En definitiva, el número total de análisis realizados por el Departamento de Calidad a través del Laboratorio de Potable, de todas estas muestras, midiendo diferentes parámetros de valor, algunas veces en conjunto y otras de forma independiente, asciende a más de 55.300 parámetros analizados, de los que más de 8.000 corresponden al agua producto después de ser tratada y antes de ser distribuida, y casi 42.300 al agua una vez discurre por la red de distribución y los depósitos. En resumen, esta empresa realiza una media de 46 análisis diarios, una actividad que "no tiene respiro".

Respecto a la temporalidad en la que se realizan los estudios analíticos, se destaca que el agua producida antes de que salga de las centrales de desalación es analizada de forma diaria, además de realizarse un estudio completo cada dos meses (mínimo 8 completos al año), y más de cien de carácter de control. Sin embargo, se pone de relieve que desde el departamento de Producción se encargan igualmente de realizar un control del agua que está en proceso de tratamiento cada dos horas aproximadamente. Sobre el agua una vez distribuida los controles también son diarios.

Los resultados obtenidos de las muestras mínimas que son exigidas por el Programa de Vigilancia Sanitaria de Canarias son remitidos al Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo, donde se recogen además las características de los abastecimientos y la clasificación la calidad del agua en base a los resultados. El abonado puede conocer esa calificación del agua suministrada en su red a través del acceso del SINAC.


¿Qué se analiza?

En cumplimiento con la normativa de aplicación, en los análisis que se realizan tanto en redes de distribución como en depósitos se estudian parámetros indicadores como la turbidez, la conductividad, el cloro libre residual o el pH; parámetros microbiológicos como por ejemplo la Escherichia coli; parámetros químicos como el hierro, cobre, mercurio, aluminio, etc, los plaguicidas e, incluso los hidrocarburos, entre otros.
Además de los controles analíticos y exigidos enmarcados en los procesos de producción y distribución del agua potable, la empresa realiza igualmente inspecciones en grifos de consumidores. Durante 2020, por ejemplo, se realizaron un total de 224 análisis de este tipo, ya que el agua se analiza tanto a la entrada de la vivienda como en el interior de la misma.

Como consecuencia de todos estos controles periódicos, que son sometidos a la aprobación y conocimiento del Consorcio del Agua, Canal Gestión Lanzarote está en disposición de garantizar las "buenas condiciones" de las que goza el agua potable para ser consumida de forma directa, siendo totalmente apta, como recoge el SINAC. Entre otras cosas, y además de los tratamientos a los que es sometida, se destaca la estabilidad, la limpieza y la calidad que presenta el agua captada en profundidad en nuestro litoral.

Sumado a estos mecanismos de control propios de la empresa, el Servicio Canario de Salud del Gobierno de Canarias también realiza inspecciones y análisis a lo largo del año.

Con todos estos controles, y los resultados positivos de las muestras analizadas se asegura la "buena aptitud" del agua desalada para ser consumida directamente. Y, sin duda, "el buen hacer de un equipo de más de 200 profesionales que mantienen un fiel compromiso con la prestación de este servicio, y que sin ellos sería imposible que disfrutásemos de un agua potable imprescindible para el presente y futuro de la sociedad".

LO MAS LEÍDO