Adiós maestro Lemes

Adiós maestro Lemes
Adiós maestro Lemes

En la mañana del pasado jueves 26 del presente mes me sorprendió la triste noticia del fallecimiento del maestro artesano afincado en La Vegueta D. Juan Lemes Lemes.

Tuve la ocasión de conocer hace muchos años, cuando comencé a colaborar con los vecinos de La Vegueta en algunos de los actos programados para las fiestas en honor a Ntra. Sra. de Regla. Desde el primer momento que conecté con él descubrí que era una fuente inagotable del saber popular. Siempre se mostró dispuesto a colaborar y facilitarte información sobre las experiencias que le había tocado  vivir. 

Lemes tenía un gran sentido del humor y el tiempo a su lado se paraba cuando comenzaba a contar algunas de las hazañas vividas. Una de las historias que me llegaron adentro, fue su constante desplazamiento desde Tao, su pueblo natal se traladaba hasta Teguise, para acudir al taller del también maestro del timple, Simón Morales y aprender cómo se elaboraba un timple. Con mucha picardía puesto que el maestro Simón Morales no le gustaba poner al descubierto sus secretos profesionales se las ingeniaba para en algunas ocasiones dejarlo al descubierto.

Fueron varias las ocasiones en las que pude visitar su taller y así poder tener entre mis manos el famoso "Timple de Calabaza", también la "Guitarra de Cola", de la que el músico lanzaroteño, Domingo Corujo ha llevado a diferentes escenarios para sorpresa de muchos espectadores.

El mestro Juan Lemes también era una asiduo exponente en la Fería Insular de Artesania en Mancha Blanca, donde daba a conocer todos aquellos instrumentos que iba creando en su taller.

El Grupo de Música Popular Acatife le hizo entrega en el año 2005 de su máximo galardón,  el "Volcán de Plata", como reconocimento a su dilata labor y contribuir con la cultura de nuestra tierra Canaria.

Desde este apartado que me ofrece la Voz de Lanzarote he querido hacer mi pequeño homenaje a un "hombre bueno",  en el que siempre encontré disponibilidad y colaboración cuantas veces las necesité. Estoy seguro que con el caracter afable, bonachón y parrandero que tenía, ahora estará disfrutando junto a los amigos que  partieron antes que él.
 

LO MAS LEÍDO