Ademal insta al Gobierno de Canarias y al Cabildo "a cancelar la matanza de cabras en Famara"

La asociación pide ser "escuchada", después de que ciudadanos denunciaran por las redes sociales que se pretende acabar con estos animales

Risco de Famara

Ademal Lanzarote, la asociación para la defensa y contra el maltrato animal, ha instado al Gobierno de Canarias y a la Concejalía de Medioambiente del Cabildo "a cancelar la matanza de cabras guaniles en Famara", después de que ciudadanos denunciaran en las redes sociales que se pretende acabar con estos animales.

Estos hechos fueron denunciados después de que el pasado viernes el Gobierno de Canarias presentara el proyecto para la restauración de hábitats en las cumbres de Famara, en el cual colabora el Ministerio de Defensa y se contempla establecer un huerto de especies nativas en las instalaciones de la base de Peñas del Chache. El mismo, según apunta Ademal, cuenta con un presupuesto de un millón y medio de euros, provenientes de fondos europeos. 

Al respecto, Ademal propone elaborar "otro proyecto en paralelo donde se cuente con un grupo de expertos: pastores, ganaderos, risqueros de salto del palo, etólogos y veterinarios, con el fin de evitar sufrimiento innecesario a más de los cincuenta animales salvajes o asilvestrados, que viven ahí desde hace más de doscientos años".

La asociación para la defensa y contra el maltrato animal dice que se reunió "con carácter de urgencia" este pasado fin de semana "con verdaderos expertos de la materia, con amplia experiencia en la reubicación exitosa de ovinos, caprinos, reses y hasta de canguros en Australia". "Nos han demostrado que por medio de la realización de 'apañadas' se pueden volver a juntar, como si de un rebaño se tratase, a todos estos animales sin causarles ningún daño y de la forma ética y responsable que se le presume a un organismo oficial compuesto por biólogos y técnicos medioambientales", expone. 

Sin embargo, afirma que "esta idea, que no se entiende en foros animalistas y conservacionistas de la naturaleza, fue desechada inicialmente por los técnicos del Gobierno de Canarias por considerarla inútil, costosa en tiempo y en dinero". "Aunque lo cierto es que nunca valoraron costes y previsiones ni consultaron con los cabreros de Lanzarote y no hay ningún informe serio de otra administración que desaconseje esta iniciativa", añade. 

Según Ademal, "también estos mismos técnicos hicieron referencia a que en terreno de igual o parecida orografía resultaba imposible realizar los apaños, cosa que fue luego desmentida por los cabreros de toda la vida".

La asociación apunta que entre las fuentes que ha consultado se encuentran "veterinarios científicos de renombre internacional , el humanista tinerfeño Abel Román Hamid, miembros de la fundación Franz Weber, el presidente de los ganaderos de Lanzarote, Julio Rodríguez, el cabrero-guía del risco Octavio Villalba, que además es experto en el " salto del pastor" o brinco canario, técnica que los antiguos pobladores de las islas utilizaban para pasar por el terreno abrupto de esta zona y conoce su historia y vida como 3° generación de éstos. "Todos ellos, afirman poder sacar a estos animales sin ningún peligro o riesgo para nadie y se han propuesto en el Cabildo para hacerlo de forma gratuita y en breve espacio de tiempo", señala. 

"Con todo este trabajo de campo y de investigación que ya hemos realizado por los técnicos de medioambiente, ¿seguirán en sus trece de querer seguir adelante con las matanzas indiscriminadas de cabras silvestres?", se pregunta Ademal, que afirma que ha pedido ser "escuchada" en el Cabildo y que llevará "las peticiones de todos estos expertos reales hasta las últimas instancias para frenar este despropósito, que atenta directamente contra la fauna y vida del Risco de Famara".

LO MAS LEÍDO