Yaiza declara nulo un segundo convenio con Rosa, por el que Reyes le cedió gratis otros 14.800 metros de suelo público

Al igual que ocurre con el Kikoland, en esta parcela se le permitió "explotar y enriquecerse económicamente con una zona verde del municipio en condiciones totalmente lesivas para el interés público"

El empresario Juan Francisco Rosa, acudiendo a una declaración en los Juzgados
El empresario Juan Francisco Rosa, acudiendo a una declaración en los Juzgados

El Pleno del Ayuntamiento de Yaiza ha declarado nulo de pleno derecho un segundo convenio que firmó el Consistorio con el empresario Juan Francisco Rosa en el año 2006, por el que le cedieron gratis otros 14.800 metros cuadrados de suelo público que debía estar destinado a zonas verdes. Este terreno se suma al ocupa el Kikoland, cuya cesión también fue aprobada bajo la Alcaldía de José Francisco Reyes y fue anulada por el Consistorio hace cinco años, sin que hasta el momento se haya hecho efectivo el desalojo.

En el caso de esta segunda parcela, que se ubica también en el Plan Parcial Costa Papagayo, el Ayuntamiento se la cedió gratuitamente a Juan Francisco Rosa durante 25 años a través de la entidad Salmepa, pero éste a su vez traspasó el supuesto derecho de uso a otro empresario. Y lo hizo al venderle un terreno colindante, incluyendo en la operación la cesión de ese terreno público. Ese segundo convenio también se investiga en la causa penal abierta por la ocupación de zonas verdes públicas con el Kikoland, en la que entre otros están imputados el propio Rosa y José Francisco Reyes.

Durante la instrucción, el Juzgado ya requirió al Ayuntamiento información sobre ese segundo expediente, preguntando si había adoptado alguna medida. Finalmente, el jueves de la pasada semana se llevó a Pleno la declaración de nulidad, aunque ha sido este miércoles cuando el Consistorio ha informado sobre ese acuerdo. “Nuestro objetivo y obligación es proteger el patrimonio municipal amparados en la legalidad, sean quien sean los actores”, ha defendido el alcalde, Óscar Noda.

Al respecto, explica que cuentan con un dictamen del Consejo Consultivo de Canarias que concluye que el convenio fue aprobado “prescindiendo de toda tramitación procedimental”, subrayando que “concurren causas de nulidad total”.

 

Se permitía a Rosa ceder el uso "a otros terceros"

“La cesión de las zonas verdes no solo fue autorizada de forma gratuita, sino que permite a Salmepa SL enajenar o ceder el uso de las zonas verdes públicas a otros terceros. De hecho, las zonas verdes en cuestión ahora están ocupadas por instalaciones recreativas de complejos hoteleros en virtud a un derecho de uso concedido por Salmepa a otra mercantil”, señala el Ayuntamiento.

Por eso, ha acordado declarar la nulidad tanto del convenio firmado con Rosa como del acuerdo de la Junta de Gobierno municipal que lo autorizó. Además, en el mismo Pleno celebrado la pasada semana se acordó desestimar las alegaciones presentadas por las empresas que hoy ocupan ese suelo, ya que “no desvirtúan las causas de nulidad ostensibles y manifiestas”.

La principal, según advierten tanto los informes municipales como el Consejo Consultivo, está en que no se puede autorizar “la utilización privativa de zonas verdes públicas careciendo de los requisitos esenciales para su adquisición”, ni tampoco puede “establecerse por convenio derechos propios de un concesionario en contra de lo dispuesto en el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales”.

“A la irregularidad que supone que una mercantil pueda explotar y enriquecerse económicamente con una zona verde del municipio en condiciones totalmente lesivas para el interés público municipal, se suma el hecho de que finalizado el plazo de los 25 años de explotación, la empresa privada explotadora revertiría al Ayuntamiento las obras e instalaciones con el personal contratado, del que se haría cargo la Corporación local, llámese retribuciones, derecho de antigüedad u otra, lo cual, como es palmario, también atenta contra las normas básicas de la legislación en materia laboral y de contratación de las Administraciones Públicas”, advierte el informe jurídico municipal. Esa cláusula que obligaba al Ayuntamiento a hacerse cargo de los gastos del personal una vez vencida la concesión se incluyó también en el convenio del Kikoland, cuya ilegalidad ya ha sido dictaminada por los Tribunales en una sentencia que es firme.

A raíz de esta decisión del Consistorio, la empresa puede presentar ahora un recurso de reposición ante el Ayuntamiento o interponer un recurso contencioso-administrativo en los tribunales, que fue lo que hizo Rosa -sin éxito- con el primer convenio que fue anulado.

En aquel caso, la cesión era de 31.000 metros cuadrados de suelo público, parte de los cuales se ocuparon con el Kikoland. Fue en diciembre de 2016 cuando el Ayuntamiento declaró nulo ese convenio, pero a día de hoy el terreno sigue ocupado por esta instalación anexa al hotel Princesa Yaiza, destinada a actividades infantiles y deportivas de uso privado.

Imagen aérea del Kikoland de Juan Francisco Rosa, instalado en una zona verde pública
Rosa alega en su defensa que el Kikoland “cuidaba” y “alimentaba” a “los niños del municipio”
Juan Francisco Rosa, entrando a los Juzgados de Arrecife (FOTO: Sergio Betancort)
Así explicó Rosa ante el juez cómo ocupó suelo público con el Kikoland: “Yo estaba comprando una solución”
LO MAS LEÍDO