Un vecino de Tahíche presentó un escrito al Ayuntamiento informando que se construían ocho apartamentos sobre una tubería de alta presión

Teguise sabía desde el 1 de septiembre que se podía romper la nueva conducción de Inalsa

Luis Morales Tejera, uno de los propietarios de Avícola Morales, registró en el Ayuntamiento de Teguise el pasado 1 de septiembre un escrito advirtiendo al Consistorio de la construcción de ocho apartamentos dúplex en una parcela de ...

Luis Morales Tejera, uno de los propietarios de Avícola Morales, registró en el Ayuntamiento de Teguise el pasado 1 de septiembre un escrito advirtiendo al Consistorio de la construcción de ocho apartamentos dúplex en una parcela de Tahíche, en la que hace unos meses se habían instalado tuberías de agua. Cabe recordar que una parte de la tubería de Inalsa, sin estrenar, del tramo Maneje - Máguez se rompió por las obras en mención como consecuencia de que el Ayuntamiento de Teguise no demarcó correctamente el recorrido de la red subterránea.

El texto de Morales constata que el accidente pudo ser evitado. "Tenemos noticias veraces de que estos apartamentos quedarán ubicados encima de unas tuberías de alta presión que fueron colocadas hace unos meses en la zona, lo cual, nos han informado de que es una ilegalidad y una temeridad", dice el escrito de Luis Morales.

Otro asunto delicado que plantea Morales es que además comunicó al Ayuntamiento que la mitad de la zona vallada por obras tiene categoría de Suelo Rústico potencialmente productivo, "según certificado del Ayuntamiento con registro de salida 2.736". Según el certificado, precisa el escrito, "la parcela urbana que se debería vallar sólo comprende unos 45 metros, medidos desde la linde de la calle Gómez de la Serna, no como los más de 100 metros, que actualmente están vallados".

Hurto de agua

De otra parte, el portavoz del Comité de Empresa de Insular de Aguas de Lanzarote (Inalsa), Manuel Plasencia, calculó en 100.000 metros cúbicos la cantidad de agua sustraída ilegalmente de la red de distribución de la empresa pública desde octubre de 2004 hasta el presente.

No obstante, el representante de los trabajadores declaró, en el programa radiofónico Buenos Días Lanzarote, que seguramente esa cantidad ha sido superada con creses, si se tiene en cuenta el fraude de los meses anteriores. Inalsa tiene abierto 282 expedientes por hurto de agua.

Plasencia resaltó que la investigación de los fraudes y la apertura de los respectivos expedientes surgió como consecuencia de los planteamientos hechos por el Comité de Empresa en el Gabinete de Crisis, reunido durante casi siete meses con la misión de proponer estrategias para sacar a la empresa pública de la profunda crisis a la que la llevaron sus gestores durante los últimos años.

Miles y miles de euros

Entre los fraudes de "los abonados" y las fugas por el mal estado de gran parte de la red de distribución, Inalsa ve como se le escapan miles y miles de euros. Según un informe de la empresa Wasser, contratada por Inalsa para el estudio de las pérdidas en red, cada hora se derraman en Lanzarote 269 metros cúbicos de agua, que al día suman la escandalosa cifra de 6.456 metros cúbicos. Desalar un metro cúbico de agua representa un gran esfuerzo técnico y económico para la empresa, pero sobre todo hay que recalcar el daño que se le hace al medio ambiente y particularmente a un recurso natural como el agua, cada día más escaso.

El Comité de Empresa pide que el consejero delegado, Mario Pérez, revele los nombres de las empresas o personas sobre las cuales ya ha recaído una sentencia judicial por sacar de forma indebida agua de la red de Inalsa. "No sé cuál es el miedo. ¿Será que habrá algún amigo o una empresa fuerte de la Isla?", anotó Plasencia.

Los fraudes pueden realizarse enchufándose a la red o ampliando la distribución de agua a otros inmuebles con un mismo contador. En el último caso no es que no se pague el consumo del líquido, sino que se paga a un precio inferior. Por ejemplo, una persona que tiene una casa y después construye dos apartamentos adyacentes debe pagar por la vivienda la tarifa doméstica y por los apartamentos la tasa industrial (más elevada), pero si no informa sobre la existencia de los nuevos inmuebles y por ende no se le instalan los contadores, está lesionando los intereses de Inalsa. Plasencia adelantó que sólo un fraude está por el orden de los 60.000 euros.

Una "tomadura de pelo"

De otra parte, Plasencia dijo que el comportamiento de Unelco con Inalsa es una tomadura de pelo, ya que la suministradora de energía eléctrica ha vuelto a provocar cortes sucesivos sin que el Gobierno de Canarias diga absolutamente nada. "Los responsables de la empresa tampoco hacen nada", sostuvo. El Consejo de Administración de Inalsa, en el que tiene voz el Comité de Empresa, decidió en la última sesión dirigirse nuevamente a la Consejería de Industria del Ejecutivo regional para exponerle por enésima vez los problemas ocasionados por Unelco, aunque es sabido que Industria, como se dice coloquialmente, "pasa" de Inalsa y no aplica sanción alguna a Unelco.

El portavoz de los trabajadores reclamó además que con urgencia se encargue una auditoría externa o un diagnostico del estado de la empresa parecido al que hiciera Antonio González Viéitez en los Centros Turísticos. Manuel Plasencia recordó que el Partido Socialista cuando estaba en la oposición era partidario de auditar a Inalsa "cayera quien cayera". Ahora, el Comité de Empresa espera que los socialistas, como parte del grupo de gobierno cabildicio, no hayan cambiado de opinión y exijan igualmente una auditoría externa para Inalsa.

LO MAS LEÍDO