Melchior dice que habrá que poner "las pateras en Moncloa" para que el Gobierno se dé cuenta de lo que pasa en Canarias

ACNEl presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, aseguró este martes que habrá que poner "todas las pateras con todos los irregulares en Moncloa" -lugar de residencia del presidente José Luis ...

Melchior dice que habrá que poner las pateras en Moncloa para que el Gobierno se dé cuenta de lo que pasa en Canarias
Melchior dice que habrá que poner las pateras en Moncloa para que el Gobierno se dé cuenta de lo que pasa en Canarias

ACN

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, aseguró este martes que habrá que poner "todas las pateras con todos los irregulares en Moncloa" -lugar de residencia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero- para que el Gobierno central "se dé cuenta" de lo que ocurre un fin de semana en Canarias con la masiva llegada de inmigrantes irregulares.

El presidente de la Institución insular señaló -en la rueda de prensa en la que dio a conocer los asuntos abordados en el Consejo de Gobierno- que no se explica cómo se puede tratar con "tan poca eficiencia" algo que reconoció "es muy difícil de resolver pero en lo que se puede avanzar".

Melchior se preguntó que si se es incapaz de detectar la presencia de buques nodriza "¿pues imagínese si somos capaces de detectar un reactor o algo parecido?". No obstante, opinó que el Ministerio del Interior es el que "debe saber no sólo si hay buques nodrizas o no, sino hasta el último detalle".

"¿O es que no existe una mínima información? ¿O no sabemos que los motores que traen los cayucos, que son Yamaha, tienen un número y se puede saber dónde se compran y dónde se venden? ¿Es que hace falta ser Sherlock Holmes o James Bond para averiguar eso?, preguntó Melchior.

El presidente del Cabildo de Tenerife -la isla del Archipiélago a la que han llegado la mayoría de los irregulares en pateras- criticó también que los ministros e incluso el propio presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, puedan acudir mañana miércoles al partido de fútbol de la Liga de Campeones , en París, cuando "en seis meses no ha podido ir un ministro a Mauritania" para conocer la situación de ese país.

"A mí me invitaron al partido y no puedo ir porque tengo demasiadas cosas que hacer aquí", precisó Melchior, quien señaló que parece que "para los ministros esas cosas sí son importantes".

Recordó que es cierto que el tema de Repsol en Bolivia "es importante para el Gobierno de España, pero no fallecen 100, 200, 300 o 1.500 personas como aquí en lo que va de año, como consecuencia de la actuación de Repsol en Bolivia o de Bolivia sobre Repsol".

Tampoco se olvidó Melchior de la Unión Europea que "es absolutamente inconsciente" y a lo mejor, dijo, no habrá que poner sólo las pateras en Madrid "sino también en Bruselas para que la UE sea consciente del problema".

DOS MILLONES DE EUROS

Asimismo, aclaró con ironía que las Islas en estos momentos no saben qué destino dar al dinero que aporta la UE en materia de inmigración. "No sabemos a qué destinar los dos millones de euros que se podrían dividir por 1.500 vidas perdidas, por lo que cada vida saldría a poco más de 1.000 euros", dijo.

El presidente de la Corporación tinerfeña sostuvo que Canarias, España y Europa no están ante un problema "de invasión de marcianos" y consideró que "todos podemos ser grandes aficionados al fútbol o al baloncesto, pero otra cosa es la vida de los seres humanos que tienen el mismo derecho a vivir y sobrevivir sean blancos, amarillos, negros o colorados". Por eso, exigió al Estado español y a la Unión Europea (UE) que den la máxima importancia a este fenómeno.

Finalmente, Melchior adelantó que el próximo 2 de junio el Cabildo de Tenerife celebrará un pleno monográfico para abordar el tema de la inmigración y que a finales de junio, tendrá lugar en la Isla el Salón de cooperación al que asistirán primeras personalidades del mundo en el campo de la cooperación, de la solidaridad y de la estrategia para poder ayudar a esos países de los que proceden los inmigrantes, concluyó.

LO MAS LEÍDO