Algunos niños del barrio han tenido que acudir a Urgencias debido a las picaduras

Los vecinos de Playa Honda, en pie de guerra contra los mosquitos

Los vecinos de Playa Honda ya no saben como acabar con la plaga de mosquitos que desde hace unas semanas asola sus viviendas. La causa es un problema en uno de los filtros de la depuradora de aguas del ...

Los vecinos de Playa Honda, en pie de guerra contra los mosquitos
Los vecinos de Playa Honda, en pie de guerra contra los mosquitos

Los vecinos de Playa Honda ya no saben como acabar con la plaga de mosquitos que desde hace unas semanas asola sus viviendas. La causa es un problema en uno de los filtros de la depuradora de aguas del aeropuerto, que hace que las aguas residuales atraigan a estos insectos.

Chelo Quevedo es una de las afectadas. Su nieto, de apenas un año, sufre las consecuencias de las picaduras. "Hemos tenido que ir ya dos veces a urgencias a ponerle corticoides", asegura Chelo. "Y no podemos seguir así, hay que encontrar una solución a esta situación ya". Chelo asegura que ha acudido a la veterinaria del Ayuntamiento de San Bartolomé, pidiendo la fumigación de los árboles que se encuentran junto a su vivienda. "Dicen que ya están fumigando pero yo no lo he visto, y a partir de las siete de la tarde, este parque se sigue llenando de mosquitos, que terminan inundando nuestra casa".

Por su parte, Juan Antonio de la Hoz, concejal de Medio Ambiente de San Bartolomé, ha admitido la existencia de una avería en uno de los filtros de la depuradora de aguas que el aeropuerto utiliza para regar sus jardines, cuyas aguas residuales se han convertido en el germen de la plaga de mosquitos. "Me he puesto en contacto con Aena, y me han dicho que van a solucionar el problema lo antes posible", ha explicado el concejal. "De momento, hemos tomado medidas a corto plazo, como la fumigación diaria de los árboles, que antes era mensual".

Los vecinos, cansados de buscar insecticidas ineficaces, han comenzado a recoger firmas en algunos supermercados de la zona. "Yo, en los once años que llevo viviendo en Playa Honda, nunca había visto nada semejante", aseguraba Petra, cuya vivienda se encuentra cercana a la depuradora del aeropuerto. "Si es que ya ninguno de los insecticidas que compramos hace efecto".

LO MAS LEÍDO