La sociedad isleña se une en el "Pacto de los Jameos" para alcanzar una Canarias sostenible

La Agenda Canaria 2030 contempla 316 metas locales para lograr una sociedad más sostenible en lo social, económico y medioambiental

Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 (5)
Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 (5)

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, asistió este jueves a la presentación y firma del marco estratégico de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030, celebrada en los Jameos del Agua. El que pasará a la historia como 'Pacto de los Jameos' lo avala la rúbrica de una amplísima representación de la sociedad canaria, que se conjura en busca de "ese futuro mejor".

El acto contó con la participación de los principales sindicatos, asociaciones empresariales, universidades públicas canarias, agentes del Tercer Sector, colectivos ecologistas, juveniles, de mayores, de la infancia, de la salud, culturales, deportivos, administraciones públicas y otras entidades.

Todos los firmantes apuestan por que el Archipiélago dé "un salto cuantitativo y cualitativo en sostenibilidad social, económica y medioambiental en esta década, acelerando al máximo los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y las 169 metas de la Agenda 2030 de la ONU, previa adaptación a la realidad y singularidades canarias.

Este acto institucional y la simbólica firma se desarrollan tras las jornadas de "participación, análisis y debate" que tuvieron lugar la semana pasada en la sede de Presidencia de Santa Cruz de Tenerife. Con la rúbrica de este jueves se pone fin a un "arduo trabajo de dos años impulsado por el Gobierno de Canarias y desde Presidencia del Gobierno y marcado por una amplia participación social y corporativa", si bien es ahora cuando comienza el gran reto de obtener los ambiciosos objetivos fijados, tras la definición de los planes de acción por los distintos agentes, entre ellos el Ejecutivo autonómico.

Según el Gobierno de Canarias, son unas metas concretadas en Canarias en 316 hitos consensuados en ese tiempo de estudio, adaptados a las singularidades de cada isla y que pretenden lograr cuanto antes un Archipiélago mucho más equilibrado, justo en lo económico y social, y que afronte con resultados medibles y eficaces el gran reto mundial de la lucha contra el cambio climático.

Según destacó Torres en su intervención, el documento suscrito "servirá, por tanto, de guía para esa apuesta de la sociedad canaria en su conjunto, más allá de las siglas y los partidismos, por una sostenibilidad integral, con objetivos bien definidos y en clara consonancia con los ODS de la ONU". Es más, dado el retraso que sufre Canarias en algunos ámbitos, según apuntan desde el Gobierno, "como las energías limpias, esta Agenda Canaria 2030 y la Ley Canaria del Cambio Climático ya aprobada por el Consejo de Gobierno tratan de acelerar todo lo posible la consecución de esas metas respecto a otras latitudes con iniciativas bien estudiadas y una fiscalización interna y externa constante y exigente en todo lo relativo a cambio climático, energías alternativas, desigualdad económica, igualdad de género, innovación, ciencia, cultura como pilar del desarrollo local, consumo e industria sostenibles, paz o justicia". 

Aunque se trata de una de las espinas dorsales de las políticas del actual Gobierno autonómico, según remarcó Torres, este marco estratégico trasciende el ámbito de actuación del Ejecutivo canario y se concibe como un instrumento de todos los agentes económicos, sociales, educativos y culturales que lo respaldan. “Tenemos una hoja de ruta clara para nuestro futuro. Por primera vez en décadas, sabemos la Canarias que queremos ser”, afirmó. 

 

“Este día supone un hito que marcará nuestro rumbo”

Durante su discurso, el presidente de Canarias aseguró que la firma de este marco estratégico “supone un hito importantísimo para marcar nuestro rumbo. Comienza nuestra cuenta hacia delante, el arranque definitivo para que, en 2030, se cumplan los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tenemos 2.952 días por delante y en cada uno de ellos debemos avanzar para que tengamos otra Canarias, un Archipiélago centrado en el planeta, en los más de dos millones de personas que habitamos estas ocho islas, en su prosperidad y en el bienestar de otras regiones y pueblos del mundo”, explicó.

Para Torres, se trata de una “oportunidad histórica porque, por primera vez, no hablamos de una utopía, sino de que todos estos propósitos son verdaderamente alcanzables”, entre otras razones por los fondos que recibirá Canarias de la UE para su transformación verde, digital, social y económica a través de programas varios, como el Next Generation hasta 2026, con unos 4.800 millones de euros. Un cambio que, según subrayó, se logrará también por las modificaciones normativas impulsadas en estos dos años, pero, principalmente, si existe un verdadero “compromiso colectivo” en su búsqueda, “que es el auténtico motor” de ese salto.

El presidente considera clave que Canarias detecte bien sus debilidades y fortalezas para hacer realidad la Agenda Canaria 2030 en todos sus retos: “La lucha contra la pobreza, contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, la brecha digital, el estancamiento económico, el impulso de la igualdad real, una educación de calidad con oportunidades para todos y todas, una economía verde y al servicio de las personas, y lograr ser más resilientes y estar preparados ante futuras crisis, nuevas enfermedades, catástrofes naturales o fenómenos mundiales como el migratorio”, desgranó. 

 

Bajar la población en exclusión social del 20% y apostar por la igualdad de género

Así, la Agenda Canaria 2030 fija una reducción de las personas en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE) hasta situarse en menos del 20% de la población en 2030, cuando en 2020 se encontraba en el 36,3%. Asimismo, en 2025 el porcentaje de mujeres que participen en la esfera pública, profesional y social debe oscilar entre un 40 y 60%, mientras que la brecha laboral de género y el diferencial de ingresos por hora de trabajo han de estar por debajo de un 5% en 2025 y de un 3% en 2030 (en 2018 era del 14,7%).

En educación, el objetivo pasa por alcanzar en 2025 una tasa de abandono escolar inferior al 15% y en 2030, que sea igual o menor al 13%, lo que supondría más de cinco puntos de reducción respecto a 2020 (18,2%). A su vez, se pretende que al menos el 80% de la población de 1 a 15 años siga una alimentación sana en 2025 y el 83% en 2030, aparte de que la proporción de centros educativos adheridos al programa Ecocomedores pase a ser del 30% en 2025 y del 38% en 2030 (ahora apenas se alcanza el 10%).

En cuanto a medio ambiente, se aspira a una huella de carbono de nivel 0 en 2040, 10 años antes del objetivo de España y la UE, si bien en 2025 debe rebajarse la emisión de gases invernadero a cinco toneladas de CO2 por habitante al año y, en 2030, a 2,5 o menos. En estos momentos, esa cifra se sitúa en 6,2. Por su parte, la energía renovable ha de pasar al 15% en 2025 y al 29 cinco años después. También se aspira a un tratamiento sostenible del 100% de las aguas residuales y de los lodos producidos en las Islas, integrándolos en la economía circular, con un paso por el 80% en 2025 y dando un gran salto respecto al 20% actual.

 

LO MAS LEÍDO