LA PRÓRROGA TERMINÓ ESTE SÁBADO, PERO LA EMPRESA NO HA CONCLUIDO

El Cabildo 'retira' a Ingemont las obras de la Avenida y encarga a Tragsa terminarlas

La prórroga que se concedió a la empresa concluía este sábado, pero "no se han ejecutado en tiempo y forma". Este martes se resolverá el contrato y el Cabildo "espera" que Tragsa asuma los trabajos en Arrecife en unos 15 días...

El Cabildo 'retira' a Ingemont las obras de la Avenida y encarga a Tragsa terminarlas
El Cabildo 'retira' a Ingemont las obras de la Avenida y encarga a Tragsa terminarlas

Ingemont S.L. no terminará las obras de la Avenida Marítima de Arrecife. Después de que este sábado, 30 de abril, concluyese el período de prórroga que se le dio, las obras "no se han ejecutado en tiempo y forma". Así lo ha reconocido este martes en rueda de prensa el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, que ha señalado que la institución ha optado por encomendar el fin de los trabajos a la empresa pública Tragsa. Según ha señalado la consejera de Comercio e Industria, Ariagona González, esta empresa pública podría asumir los trabajos en unos 15 días. Posteriormente, "como mínimo", calcula un plazo de otros dos meses hasta que las obras estén terminadas.

El presidente del Cabildo ha indicado que este mismo martes se resolverá el contrato con Ingemont S.L., para lo que la Corporación cuenta ya con un informe jurídico y está a la espera de tener "en las próximas horas" el informe técnico necesario. Según ha señalado San Ginés, el Cabildo podía optar por "volver a intentarlo" con esta empresa o "cambiar de estrategia". "A la vista del resultado, hemos optado por la segunda opción", ha dicho, señalando que consideran que la empresa adjudicataria no "ofrece garantías" ante una "eventual prórroga, que llevaría necesariamente penalizaciones". La "prioridad" para tomar la decisión, ha agregado, ha sido "garantizar la finalización de las obras en el menor tiempo posible".

Estas obras comenzaron el pasado 31 de julio y tenían un plazo de ejecución de 6 meses que concluía el 31 de enero. Entonces, sin embargo, los trabajos no estaban terminados y se decidió prorrogar durante otros 3 meses el plazo de finalización, pero tampoco se ha cumplido. San Ginés ha indicado que la empresa ha alegado "complejidad del proyecto" para justificar ese retraso, aunque ha señalado que desconocía los detalles técnicos para precisar a qué podría deberse esa complejidad, más allá de las complicaciones que se produjeron en verano con las subidas de mareas o con el hallazgo de un muro que Patrimonio resolvió que habrá que proteger. En cuanto a las sanciones o penalizaciones, el presidente del Cabildo ha afirmado que la institución está "obligada a abrir diligencias", pero serán no obstante los Servicios Jurídicos quienes determinen "el alcance" de esas diligencias y si corresponde o no sancionar.

El presidente del Cabildo también ha asegurado que no podía tomarse esta decisión hasta que concluyese "el plazo legal de prórroga". Ha apuntado, no obstante, que esa ampliación del plazo no es una obligación legal y el Cabildo podría haber optado por no concedérsela a la empresa. "¿Que se pudo haber resuelto antes? Es posible que sí, pero en ese momento los técnicos aconsejaban dar una solución de continuidad a la empresa con una prórroga", ha dicho.

 

En los pliegos, el precio tiene un peso "casi exclusivo"


"Pretendemos que haya una solución pactada entre la institución, Tragsa y la propia adjudicataria", ha dicho San Ginés, que ha explicado que la resolución de ese contrato es "efectiva" desde este 2 de mayo (el primer día laborable desde el fin de la prórroga). Y es que, según ha indicado, los materiales necesarios para la finalización de la obra habrán de "ponerse a disposición" de quien la terminará. En el máximo de 15 días que el Cabildo estima hasta que Tragsa asuma las obras, los trabajos estarán parados. Según ha indicado la consejera, Ariagona González, en ese tiempo en la Avenida permanecerá "un retén" que se encargará únicamente de vigilar el material. González ha señalado que Tragsa está "analizando" ya el estado de la obra y que se ha puesto a su disposición "toda la información" acerca del proyecto.

pedro san gines ariagona rueda prensa obras avenida

Ahora, deberán "dirimir qué es lo que está hecho, qué falta por hacer y con qué recursos se haría", ha dicho San Ginés. En este sentido, aunque no ha querido aventurar una cifra, el presidente sí ha avanzado que "la obra se va a encarecer". Tanto la consejera como el presidente del Cabildo han reconocido que el "error" en esta obra se encontraría en los pliegos de condiciones. González ha indicado que en futuros proyectos serán "más estrictos". San Ginés, por su parte, ha reconocido que "prima demasiado el precio". "Creo que sí hubo un error en los pliegos del concurso, en éste y en todos, y por eso los modificaremos", ha dicho San Ginés.

Según ha señalado, el "objetivo" de la Oficina Técnica será "introducir elementos en los pliegos de contratación que eviten despropósitos, vamos a decirlo así, que tienen lugar no solo en éstas, sino en otras obras, donde el precio no tenga tanto peso". Así, ha señalado que en esos procesos de contratación el precio tenía un "peso casi exclusivo".

 

Un "drama" para los comerciantes


Estas obras vienen levantando especialmente la indignación de los comerciantes de la zona, que han sufrido importantes perjuicios económicos y, en algunos casos, se han visto abocados al cierre de sus negocios. La consejera como el presidente del Cabildo han reiterado sus "disculpas" a estos empresarios. "Lo que debía ser una buena noticia se ha convertido en un drama para ellos", ha señalado San Ginés. 

Los comerciantes vienen reclamando compensaciones por las pérdidas que estas obras les han supuesto. En este sentido, Ariagona González ha indicado que el Cabildo está trabajando en "subvenciones para que puedan mejorar su comercio", para aspectos como las fachadas, toldos o el mobiliario de terraza. Esto, ha agregado la consejera, se "complementará" con un "plan de dinamización y revitalización con distintas actividades para que podamos atraer población y consumidores a la zona, que vuelva a tener la vida que tenía antes". 

"Lo que nos importa es que los comerciantes que están ahí puedan abrir sus negocios cuanto antes y trabajar y funcionar bien, que puedan pagar a sus proveedores, a sus empleados y que no los despidan. Y también nos preocupa que quienes viven allí puedan acceder a sus viviendas sin problemas", ha dicho González. Según ha afirmado, el Cabildo no había comunicado todavía su decisión de resolver el contrato con Ingemont a los comerciantes y la consejera tenía intención de reunirse con ellos tras su comparecencia ante los medios. Acerca del incremento en el coste de la obra, la consejera ha aseverado que "el beneficio para el ciudadano y el comerciante será mayor de lo que le va a costar a la administración" y que se tratará de una cantidad "razonable". 

Según ha respondido el presidente a preguntas de los periodistas, la decisión, que es "hacerlo con Tragsa, con acuerdo o sin acuerdo con la empresa", no puede ser recurrida o paralizada por Ingemont. "Nuestra disposición es hacerlo de la mejor manera posible, y es la disposición que tiene tanto una parte como la otra", ha completado González. 

San Ginés ha señalado, de otro lado, que la "carga" de la "responsabilidad política" debería caer sobre él y no debería achacársele a González, que acaba de incorporarse al puesto, ni a su antecesor, Manuel Cabrera. No obstante, el único "error" que ha reconocido ha sido el referente a los pliegos y ese "peso casi exclusivo" del precio en la adjudicación.

LO MAS LEÍDO