PLANTEA ELIMINAR LAS FIESTAS ALTERNATIVAS Y REDUCIR LAS VERBENAS

El alcalde se compromete a dar "una vuelta de tuerca" a las fiestas de Famara tras las quejas de los caleteros

Plantea eliminar las "fiestas alternativas" y dejar solo una de las verbenas nocturnas. Reconoce que se tuvo que retrasar el inicio de la verbena del agua para evitar incidentes, debido a la masificación?

El alcalde se compromete a dar una vuelta de tuerca a las fiestas de Famara tras las quejas de los caleteros
El alcalde se compromete a dar una vuelta de tuerca a las fiestas de Famara tras las quejas de los caleteros

El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, reconoce que ha vivido con "preocupación" las fiestas de Famara y, aunque destaca que el plan de seguridad ha funcionado y no se han registrado incidentes destacables, también se ha "comprometido" a dar "una vuelta de tuerca" a la organización de próximas ediciones, en caso de que continúe al frente del Consistorio.

Betancort reconoce que vecinos de La Caleta también le han trasladado a él sus quejas, por la masificación y el "descontrol" de algunos de los asistentes. "La gente de La Caleta quiere unas fiestas populares y llenas de actos con devoción, con tradición, con idiosincrasia… Por eso el compromiso que adquiero es darle una vuelta de tuerca a las fiestas y recortar otro tipo de eventos", ha señalado el alcalde en Radio Lanzarote-Onda Cero.

En concreto, Betancort se ha referido a la posibilidad de eliminar las "fiestas alternativas", impulsadas en los últimos años, y que se desarrollan de forma paralela en el pueblo para un público más joven. Además, tampoco descarta eliminar una de las verbenas nocturnas, dejando solo la del viernes, y el sábado por la noche organizar por ejemplo un encuentro parrandero.

"Ése es un compromiso que podríamos adquirir con la propia comisión de fiestas", ha adelantado el alcalde, anunciando que tendrá una reunión para empezar a estudiar el tema con los vecinos que forman esa comisión.

Además, también ha apuntado incluso la posibilidad de trasladar la zona central de las fiestas, que también viene siendo cuestionada desde hace tiempo por los problemas de seguridad que puede plantear. "Hay que darle una vuelta al muelle. Hay dos o tres lugares que pueden ser aptos para desarrollar las fiestas", ha adelantado el alcalde.

 

"Mandé parar la verbena del agua"


En cuanto al desarrollo de las fiestas durante el fin de semana, el alcalde ha explicado que el domingo decidieron intervenir para evitar incidentes. "Mandé a parar la verbena del agua", ha reconocido Betancort, que explica que la procesión acababa de terminar y había "personas mayores y niños alrededor", por lo que temieron que se registrara algún problema al coincidir con el inicio de la verbena del agua.

"Mantuve una reunión in extremis", ha señalado el alcalde, que decidió retrasar media hora el inicio de esa cita "para que la gente pudiera ir evacuando la zona". Afortunadamente, tras ese retraso, la fiesta se desarrolló sin incidentes. "Dijimos que ante cualquier incidente se cortaba sobre la marcha, pero se vivió con muchísima tranquilidad", ha destacado el alcalde, que insiste en que el plan de seguridad en el que llevaban "unos tres meses trabajando" funcionó "a las mil maravillas".

Sobre la polémica abierta en toda la isla, dividida sobre si se puede o no permitir la presencia de menores de 16 años en las verbenas nocturnas, el alcalde asegura que en Famara no se generaron problemas por este tema, y que la decisión de autorizar su entrada acompañados de un adulto funcionó sin incidentes. Además, ha subrayado que los casos de comas etílicos que se registraron no eran precisamente de menores, "sino de mayores".

 

"Se puede morir de éxito"


Según Betancort, el principal problema que se está generando con estas fiestas de La Caleta es la cantidad de gente que atraen, ya que se han convertido "en un punto de encuentro insular" e incluso de gente de fuera de la isla. "El viernes y el sábado había gente de Ávila, de Teruel, de Gran Canaria... de todos lados", ha subrayado, apuntando que "se puede morir de éxito".

Respecto al papel del concejal de Festejos, Daniel Morales, que este domingo publicó en su cuenta de Facebook unas líneas a modo de despedida, el alcalde ha descartado que vaya a dejar su cargo y ha achacado ese mensaje a la proximidad del fin de la legislatura, a la "presión mediática" y a las características del municipio, "el mayor en dispersión poblacional de Canarias", donde "terminas una fiesta y ya está empezando la siguiente".

"Reconozco la labor que ha hecho", ha señalado Betancort en referencia al papel que ha jugado el edil. Poco después, el propio Morales confirmaba en Radio Lanzarote-Onda Cero que terminará esta legislatura en el Ayuntamiento pero no pretende repetir en el cargo ni presentarse a los próximos comicios.

LO MAS LEÍDO