El Gobierno acusa de "permanente incapacidad" al Ayuntamiento de Arrecife para llevar a cabo la rehabilitación de las casas de Titerroy

El Ejecutivo regional aprobó una subvención de 350.000 euros para que el Ayuntamiento llevara a cabo las reformas y "el gobierno municipal se niega a recibir el ingreso de esos fondos", añade

Seastián Franquis, consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias
Seastián Franquis, consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha señalado que "lleva desde 2019 actuando para poner en marcha la reforma y rehabilitación de las viviendas del barrio de Titerroy, Arrecife, que se encuentran desalojadas por su mal estado de conservación".

"Un encargo que asume directamente la Consejería ante la permanente incapacidad del gobierno municipal de la capital lanzaroteña de ejecutar estas obras pese a tener aprobada una subvención de 350.000 euros desde el Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) para la contratación de la realización del proyecto, dirección y ejecución de las obras de reparación de las citadas casas". El gobierno municipal, en lugar de buscar vías de entendimiento para agilizar la solución para estos vecinos, se niega a recibir dicha subvención al exigir nuevos trámites al Ejecutivo regional.

Desde la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias afirman que "se ha involucrado desde el año 2019 en una búsqueda al grave problema que afecta a las antiguas viviendas sociales, ahora en manos privadas, de Titerroy que arrastran un importante deterioro en su construcción ante la pasividad mostrada en todo momento por el gobierno de la capital conejera".

"A pesar de la desidia mostrada por el gobierno municipal presidido por la alcaldesa Astrid Pérez en este asunto, el consejero Sebastián Franquis se comprometió a principios de 2020 en el Parlamento de Canarias a buscar una solución para las viviendas de Titerroy". "Fruto de ese compromiso fue el acuerdo que logró el consejero con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2022 una subvención concedida años antes por el Estado al Ayuntamiento para acometer la reforma de estas casas que en esas fechas (inicios de 2020) aún no se había iniciado por la Corporación municipal", añaden desde la consejería.

Aun así, recuerda el consejero, "el actual gobierno municipal no fue capaz de poner en marcha la reforma de las viviendas de Titerroy, que contaba con una dotación económica de 2.142.292 euros". "A la vista de esta desidia,añade Franquis, el ICAVI reiteró al Ayuntamiento hasta en tres ocasiones (31/03/2021, 18/05/2021 y 30/06/2021) a través de correo electrónico y con el respectivo oficio, la petición de la firma de la adenda imprescindible para poner recibir la subvención y empezar las obras de rehabilitación". "Ante la ausencia de respuesta por parte de esa Corporación, continúa explicado el consejero de Vivienda, se puso en conocimiento del Ministerio la imposibilidad de seguir adelante con el plan de regeneración por los continuos incumplimientos del gobierno municipal, por lo que el ICAVI solicitó al Gobierno central el 15 de octubre de 2021 la finalización de dicho convenio".

De nuevo, con "la firme intención de resolver el grave problema que perjudica a los vecinos de Titerroy", el consejero Franquis se reunió con los afectados en julio de 2021 y se comprometió a realizar un peritaje de las casas más dañadas y a pagar la reforma de estas. El citado peritaje se acabó en diciembre de 2021 y se le envío al Ayuntamiento, al que se le comunicó que debían de hacer ellos la obra ya que, al estar las viviendas en manos privadas, el Gobierno regional no tiene competencias para ejecutar ese tipo de trabajos.

Desde Vivienda señalan que para llevar a cabo las obras el ICAVI aprobó una subvención por un valor de 350.000 euros al Ayuntamiento que incluía el pago de la realización del proyecto, de la dirección de obra y de la ejecución de los trabajos. A pesar de todo, se lamenta el consejero, "el actual gobierno municipal de Arrecife se ha negado a que se le ingrese el dinero de esta nueva ayuda porque exige a la consejería que le entregue un proyecto de obras".

"Una vez más el Ayuntamiento incumple el compromiso de atender a los vecinos de Titerroy ya que la alcaldesa Pérez expresó al consejero Franquis que no iban a contratar el proyecto pese a contar con el dinero para hacerlo, por lo que no se ha podido empezar la obra". "Ante este nuevo gesto de desidia, y con el objetivo de atender a los vecinos de Titerroy cuanto antes, la Consejería asume el encargo del proyecto y así se lo comunica al gobierno municipal", explica Franquis.

También señala que "a pesar de esto, el ICAVI ha seguido reiterando (la última vez el pasado 2 de agosto) al Ayuntamiento a que formalizara la solicitud para poder hacerles entrega de la subvención de 350.000 euros y se han negado a hacerlo". Finalmente ha sido la Consejería la que ha contratado el proyecto de reforma de esas cinco viviendas por 15.940 euros.

"De todo este repaso a las acciones de unos y otros se deduce que el Ayuntamiento nunca ha tenido intención de solucionar el problema de las viviendas defectuosas de Titerroy puesto que en los últimos tres años no ha hecho absolutamente nada para conseguirlo y además ha ignorado constantemente las soluciones que el Gobierno canario le ha planteado en reiteradas ocasiones para resolver este grave inconveniente", critican desde la Consejería.

Por último, afirman que "la voluntad de esta Consejería, pese a no tener competencia directa en estas viviendas, ha sido siempre la de interceder con el Ayuntamiento para intentar solventar el problema que tienen estos vecinos dada la incapacidad que ha demostrado dicha institución desde hace años en la gestión de los ARRU que le fueron concedidos por el Gobierno central".

LO MAS LEÍDO