Celso Betancor piensa que Asamblea por Lanzarote y CC pueden ir de la mano a los comicios de 2007

Una de las principales decisiones que deberá tomar Asamblea por Lanzarote (APL) en el congreso constituyente previsto para la segunda quincena de octubre es su alianza electoral con Coalición Canaria (CC) de cara a ...

Celso Betancor piensa que Asamblea por Lanzarote y CC pueden ir de la mano a los comicios de 2007
Celso Betancor piensa que Asamblea por Lanzarote y CC pueden ir de la mano a los comicios de 2007

Una de las principales decisiones que deberá tomar Asamblea por Lanzarote (APL) en el congreso constituyente previsto para la segunda quincena de octubre es su alianza electoral con Coalición Canaria (CC) de cara a los comicios locales de 2007. Sin embargo, Celso Betancor, líder de la naciente formación nacionalista, adelantó hoy, durante la presentación oficial de APL, que personalmente está de acuerdo en unirse a CC con ese objetivo bien preciso, pero descartó de plano la integración de APL en la federación de partidos nacionalistas.

Betancor indicó que las diferencias que les separan de CC no son ideológicas, sino de acciones de gobierno, por tanto, piensa que el acuerdo es posible si son capaces de superar las desavenencias personales que pudieran existir. "Podemos ir juntos con CC a través de cualquier coalición electoral", sostuvo. Celso Betancor puso el ejemplo de Asamblea Majorera en Fuerteventura asegurando que no se trata en ningún caso de ser un apéndice de CC.

Asamblea por Lanzarote aseguró que salvo los concejales de Yaiza, un edil de Haría y dos consejeras del Cabildo, todos los cargos públicos del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) se darán de baja a partir de este mes para enrolarse en las filas de la nueva fuerza política. Luciano Pérez, portavoz de APL, calculó en un 85 por ciento los cargos públicos y orgánicos del PIL que han manifestado su decisión de abandonar el partido liderado por Dimas Martín.

A propósito del histórico del PIL, Betancor dijo que no entrarán en el juego de cruzarse acusaciones e insultos ni con él ni con nadie. El nuevo partido cree que los resultados de las próximas elecciones marcarán la pauta del futuro político insular y de si realmente los ciudadanos de Lanzarote respaldan o no la propuesta de APL. La estructura organizativa del partido se decidirá en el congreso de octubre, pero, según su portavoz, será un organigrama que fomente la participación democrática dejando de lado los autoritarismos. De hecho, subrayó, "todas las decisiones que se han tomado en la gestora de APL han sido por votación de la mayoría de sus miembros".

Ideas intactas

Celso Betancor insistió en que no se sienten aludidos cuando desde el PIL se les tilda de tránsfugas. Señaló que no defraudarán a los electores porque el planteamiento a defender es prácticamente el mismo, con la diferencia de que el programa de gobierno no se regirá por actuaciones personalistas. "Hay gente que piensa que Lanzarote sin mi no es nadie, y nosotros creemos que no", recalcó.

Para Betancor, el respaldo que ha brindado la gran mayoría de cargos públicos del PIL al nuevo proyecto político descalifica la forma de actuar de ese partido, y reiteró que en APL no tiene cabida la crispación política.

Decisión difícil

"Grave y difícil". Así calificó Celso Betancor la decisión de abandonar el PIL y seguir otro camino. Según el líder de APL, era la salida más apropiada para responderle a las personas que de una u otra manera se sienten vinculadas a la propuesta política. Prometió que APL intentará agrupar a todos los sectores de la Isla cumpliendo con su ideal de ser una formación llena de ilusión y sobre todo muy cercana a los ciudadanos.

Por su parte, Luciano Pérez dio cuenta del trabajo de las últimas dos semanas en las que se revisaron los estatutos y se procedió a la inscripción del partido en el Ministerio del Interior. "El trabajo no termina aquí. Nuestro principal reto es llevar nuestra ilusión a todos los rincones de la Isla", anotó.

Gente de a pie

La comisión gestora de APL está integrada por personas que no han figurado en la primera línea de la política insular porque la idea es que de ella hicieran parte militantes al margen de las divisiones y enfrentamientos políticos para que puedan trabajar tranquilamente en la preparación del congreso de octubre. Además dicen sus promotores: "es una muestra de que se trata de un proyecto participativo con gente de base en el cual se respetan las decisiones".

LO MAS LEÍDO