PRESUPUESTOS Y REFORMA ESTATUTARIA

Alemán desvincula el voto de CC a los Presupuestos estatales del apoyo socialista a las cuentas canarias

Castro confirma que Canarias contará al menos con 80 millones del ITE, pero CC ha pedido "10 ó 20 más" y espera una respuesta del Gobierno central

ACN

El secretario general del Partido Socialista Canario (PSC)-PSOE, Juan Carlos Alemán, desvinculó ayer el sentido del voto de Coalición Canaria (CC) a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del apoyo que los socialistas canarios otorguen a las cuentas autonómicas. "Son dos mundos absolutamente diferentes", aseguró, garantizando que si CC no apoya los PGE no significa que el PSC no apoye los presupuestos regionales, porque la Comunidad Autónoma "no está sometida a una negociación del Estado".

No obstante, constató la buena marcha de las negociaciones en los dos niveles, asegurando que el PSC apoya a Canarias en cuanto a los dos asuntos que han puesto sobre la mesa como condiciones principales para dar su apoyo en Madrid, mientras que calificó la reunión del pasado miércoles de la Comisión de Coordinación entre ambas partes como "altamente positiva".

Con respecto al primer foro, que mañana mantiene su segundo encuentro en Madrid, aseguró que CC cuenta con el apoyo de los socialistas canarios en cuanto a la consolidación de la devolución de los 80 millones de euros del fondo retenido por el Estado a Canarias a cuenta el extinto Impuesto de Tráfico de Empresas (ITE), porque "no hay ninguna razón para que la Comunidad Autónoma no lo obtenga".

En este punto, el consejero regional de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Antonio Castro, que participa en las reuniones para pactar apoyos parlamentarios a los PGE, ha confirmado a ACN Press que el mantenimiento de la cifra devuelta por este concepto ya es una realidad que el Gobierno central ha garantizado y queda pendiente de respuesta un incremento solicitado por los nacionalistas de "10 ó 20 millones de euros más". El Ejecutivo estatal prometió responder al respecto "hoy viernes, el lunes o el martes", dijo.

En cuanto al cierre definitivo del acuerdo sobre los convenios de infraestructuras, que está pendiente de que el Gobierno socialista decida el plazo definitivo de vigencia del de carreteras y, por tanto, la cuantía global de la aportación estatal, Alemán también garantizó que CC cuenta con el apoyo del PSC "porque lo que negocia CC es razonable y así lo estamos expresando".

Prefinanciación

Alemán se mostró igualmente favorable a la fórmula de prefinanciación de obras por parte del Gobierno de Canarias propuesta por CC, "para algunas obras", pero con un matiz notablemente diferente del que defendió Castro el pasado martes. Éste apostaba por que la devolución de las cantidades adelantadas por el Ejecutivo autonómico se incluyera dentro del Convenio por medio de la ampliación de su plazo de vigencia, manteniendo la cifra de inversión anual (183 millones de euros) pactada hasta 2012 unos 8 ejercicios más, lo que significa una aportación "extra" cercana a los 1.500 millones de euros.

Mientras, Alemán interpreta la solicitud de prefinanciación como una ampliación del plazo de aplicación del Convenio ligada a una reducción de los fondos anuales, recibiendo finalmente idéntica "bolsa". Es ésta fórmula la que apoya el PSC y sobre la cual cree que pueda ceder el Gobierno central, "por las dificultades de liquidez actuales", aunque "no tuvo una primera recepción buena". La propuesta en los términos del Gobierno de Canarias, sin embargo, no augura que salga adelante.

En lo que se refiere a las negociaciones "en casa" sobre los presupuestos autonómicos, Alemán reiteró la receptividad del Gobierno a sus planteamientos, que "van por muy buen camino" y adelantó que "si la cosa no se tuerce, el PSC tendrá los argumentos que necesita para poder explicar un voto positivo a los ciudadanos, que cambiaría la tradición de los últimos diez años".

Relaciones

El líder de los socialistas canarios también se refirió a las relaciones entre el PSC y el Gobierno regional, que tildó de "magníficas". Con respecto a los últimos desencuentros escenificados con cruces de declaraciones en los medios de comunicación, sobre todo en lo referente a la reforma del Estatuto de Autonomía, dijo que "restablecer unas relaciones que han estado cortadas durante diez años no es complicado, pero lleva su tiempo". Tiempo que, añadió, deben marcar las dos fuerzas políticas y no las "ansiedades informativas o personales".

En esta línea, añadió que las cosas funcionan "como un reloj" en los ámbitos que tienen valor -como la Comisión de Coordinación- y explicó que los dos partidos tienen que aprender a convivir. "El PSC tiene que aprender que las cosas no pueden ser como queremos y no podemos estar recordando permanentemente a CC que está gobernando en minoría, mientras que CC tiene que saber que no pueden hacer lo que quiera, sino gobernar desde el diálogo y el acuerdo en una situación en que no hay un pacto real, sino basado en la palabra dada".

Opinó que "no hay que asustarse porque haya diferencias, porque esto no es una situación de integración, sino de convivencia y se puede vivir en la misma casa aunque a todo el mundo no le gusten los mismos programas". En cualquier caso, aseguró que los contactos entre ambas partes son permanentes y que lo que trasciende es sólo "mucho ruido".

En cuanto a la polémica en torno a la reforma estatutaria -que el PSC vincula a la del sistema electoral y CC a la profundización del autogobierno, mediante la transferencia de competencias- aseguró que, en realidad "hay mucha aproximación y puntos en común", pero que "forma parte de la teatralidad de la política que el proceso venga rodeado de fuegos de artificio y exhibición de plumas".

Aseguró que CC ha aceptado ya la reforma electoral y

hablar de la lista regional -lo que sigue rechazando públicamente el líder de los nacionalistas, Paulino Rivero-, aspectos que constituyen a su juicio un "avance extraordinario con respecto a cómo estaban las cosas hace cinco meses".

Por último, Alemán se mostró totalmente seguro de que van a salir adelante cuatro reformas estatutarias en esta primera Legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero: el valenciano, el catalán, el canario y el andaluz "por este orden".

LO MAS LEÍDO