Abiertos los campos de adiestramiento de perros de caza para esta temporada en Lanzarote

El Cabildo limita a un máximo de dos perros por cazador, prohibe el uso de hurones, y advierte de sanciones a quienes causen daños a fincas cercanas o fauna silvestre

Perros de caza

El Cabildo de Lanzarote ha anunciado la autorización de apertura de los campos de adiestramiento de perros de caza controlada por un período de 10 años.

La resolución, adoptada por el Consejero de Caza el pasado 3 de junio, y publicada este jueves 30 de junio en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), recoge las zonas habilitadas para ello, así como las restricciones y limitaciones de esta actividad en la isla.

A pesar de que el escrito alude a la inexistencia de problemas derivados de esta práctica en otras ocasiones y resalta sus ventajas, como por ejemplo, “la buena preparación de los perros de cara a la presente temporada”, también incide en la importancia de asegurar que el trasiego de estos animales no perjudique la reproducción de otras especies de fauna silvestre.

En cualquier caso, los dueños podrán adiestrar a sus perros de caza de martes a domingo desde la salida hasta la puesta del sol, en el período comprendido entre el día 5 de junio hasta la temporada de caza de la perdiz.

Será imprescindible que los usuarios lleven consigo la licencia de caza en todo momento, así como el seguro obligatorio en vigor. Además, los perros deberán estar identificados y se cuidará que no causen daños a fincas agrícolas colindantes.

 

Las dos zonas habilitadas

El Cabildo ha establecido dos zonas habilitadas para dicho adiestramiento, que deberán estar correctamente señalizadas en todo su perímetro.

La primera estará delimitada al norte por la carretera de Mala que va al Charco del Palo y en el este por la línea de costa entre el Charco del Palo y ZEPA Llanos de la Corona y Tegala. Mientras tanto, por el oeste estará restringida por la carretera Tahíche-Mala entre límite el ZEPA Llanos de la Corona y Tegala y, por el sur, tendrá como límite el norte ZEPA Llanos de la Corona y Tegala Grande.

Por su parte, la segunda zona estará controlada por el norte en el límite sur de la ZEPA Llanos de la Corona y Tegala Grande, por el este entre la línea de costa entre límite Sur de la ZEPA Llanos de la Corona y Tegala, en el oeste por el núcleo de Tahíche y en el sur por la carretera entre Costa Teguise y Tahiche.

 

Limitaciones a tener en cuenta

En cualquier caso, en el BOC también se establecen determinadas restricciones en dichas zonas, como por ejemplo, dejar fuera de sus límites a la Zona Especial de Protección de Aves de los Llanos de la Corona y Tegala Grande, y en la zona conocida como Vedado de Caza, Los Ancones. Debido a su proximidad a estas zonas, tampoco se podrá proceder al adiestramiento entre los meses de octubre y mayo, ya que coincide con el período de cría de la hubara.

Asimismo, la normativa prohíbe dejar residuos o basura, así como la entrada de estos perros en zonas cultivadas, como viñedos, cultivos hortícolas y frutales, o espacios de interés etnográfico y arqueológico, como aljibes, viviendas deshabitadas o maretas.

Es importante mencionar que solo se podrá adiestrar un máximo de dos perros por cazador, sin posibilidad de entrenarse en cuadrilla. Finalmente, el escrito recalca que no estará permitido el uso de hurones y quedará prohibida la captura de piezas. En el caso de que eso ocurra por accidente deberán ser entregadas a una entidad benéfica.

Cualquier infracción de esta normativa podrá acarrear la suspensión de la autorización de caza.

LO MAS LEÍDO