Román Rodríguez subraya en el pregón de San Marcial que “en Femés se sabe bien qué y cuánto valor representa la historia”

El vicepresidente del Gobierno de Canarias dio el pistoletazo de salida a las fiestas en honor de San Marcial de Rubicón

Román Rodríguez, pregonero de Femés Fotos: José Luis Carrasco
Román Rodríguez, pregonero de Femés Fotos: José Luis Carrasco

Las festividades de San Marcial de Rubicón 2022 comenzaron este viernes con un claro mensaje de aclamación a su bagaje histórico, cultural, religioso y social que da vida al presente y también al mañana, y lo hizo el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez. Encargado de pregonar las celebraciones de honra al Santo Patrón de Lanzarote y Canarias. El vicepresidente subrayó que “ Femés es hoy un lugar de celebración, una fiesta que exalta la canariedad, la preservación de nuestra historia, de nuestro folklore, las raíces que nos unen a la tierra y a sus frutos, y que dan sentido a nuestra identidad colectiva”.

Nada más iniciar su narración, Román Rodríguez sostuvo que “la historia no es solo pasado, sino que se hace presente al recordarla y es el primer paso hacia el futuro. Aquí, en Femés, se sabe bien qué y cuánto valor representa la historia”. Antes, en su presentación, el alcalde de Yaiza, Óscar Noda, había incidido en uno de los hechos trascendentes para Femés, su entorno y la isla de Lanzarote: “cumplimos, este 7 de julio, 618 años de creación de la Diócesis Canariense Rubicense. Desde 1.404 San Marcial de Rubicón es el Santo Patrono de Canarias, una colosal efeméride que merece el cuidado y reconocimiento de toda Canarias”.

Acompañando a Román Rodríguez y a Óscar Noda en la mesa de lectura del pregón, estuvieron el concejal de Festejos de Yaiza, Javier Camacho, y el párroco de Yaiza, Jonathan Almeida, un acto solemne que contó con numeroso público y la asistencia de la presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, el delegado del Gobierno en Lanzarote, Juan Ramón Pérez, y distintas autoridades civiles y militares.

Tocando las teclas de problemas globales de la actualidad y entremezclando estos hechos con un repaso histórico y el devenir de Femés, el pregonero de San Marcial 2022 ensalzó al pueblo de Mararía como “ejemplo de la eterna lucha del ser humano por su supervivencia, por la superación de dificultades de todo tipo para generar las condiciones que faciliten una vida digna”, una lucha que citó como “una lucha en calma”, refiriéndose a la “combinación inteligente de la mano humana y la naturaleza volcánica para dibujar el paisaje de Lanzarote y, en concreto, de esta zona de la Isla”.

El alcalde de Yaiza recordó que el “primer asentamiento europeo permanente de Canarias situado en la zona de Los Ajaches, que supusieron los primeros contactos entre la cultura europea y aborigen en el siglo XV, es un yacimiento arqueológico que actualmente es objeto de una concienzuda investigación por parte del Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Yaiza y las dos universidades públicas canarias, otra forma de poner en valor y divulgar el riquísimo patrimonio del sur de Lanzarote, que no podemos ni debemos olvidar”.

Y hablando de historia, Román Rodríguez anotó que “en Femés se para el tiempo; tiempo de una historia divulgada por los pastores que, junto a su ganado, daban vida, en el sentido más fiel de la expresión, a una Isla que sabe bien de escasez y carencias, de lo dura y arrasadora que puede llegar a ser la fuerza de la naturaleza”. Su Atalaya, dijo en otro momento del relato, “debe servir ahora para mirar cómo se ha ido transformando esta Isla. Cómo fue capaz de superar momentos de hambrunas, de pobreza y de migraciones”.

Los hombres y mujeres de Femés, “que saben mucho de renuncias y de sacrificios”, han visto la superación de tantísimas dificultades, de tal forma que “lo conseguido, lejos de llevar a la autocomplacencia y al conformismo, debe servir para estimular nuevos retos”. El pregonero finalizó su narración agradeciendo nuevamente la invitación cursada por el Ayuntamiento de Yaiza y vecinos y vecinas de Femés, destacando que “deben marcar la senda. Escribiendo, como ha hecho siempre, con esfuerzo y solidaridad su propia historia, su propio presente y su propio futuro. Con valores, con tenacidad, con orgullo”.

La Escuela de Música de Yaiza, dirigida por Clotildo Martín, cerró el acto de lectura del pregón interpretando piezas del folklore canario como la canción ‘Elogio a Femés’, grupo de toque y voces integrado mayoritariamente por niños, niñas y jóvenes del municipio. La Escuela se llevó la última ovación de la sentida tarde noche pregonera.

 

LO MAS LEÍDO