Los 7 miradores más espectaculares de Lanzarote

La mayoría son gratuitos y están repartidos en la zona norte y sur de la isla, algunos a más de 400 metros de altura

LVL

Mirador del Río, en Haría
Mirador del Río, en Haría

Una de las formas más diferentes de disfrutar de Lanzarote es desde las alturas, a través de sus espectaculares miradores repartidos por toda la geografía de la isla.

Desde los miradores, la mayoría gratuitos y algunos de pago, no solo se puede observar la inmensidad del océano Atlántico que baña el archipiélago, sino que también se pueden ver maravillosas puestas de sol e incluso las estrellas que conforman la Vía Láctea.

Muchos de los miradores más importantes de la isla se encuentran en el norte de Lanzarote, concretamente en el municipio de Haría, custodiados por el Risco de Famara. Un macizo de 400 metros de altura de media, pero que en su pico más alto alcanza hasta los 671 metros.

 

1. Mirador del Río

El mirador por excelencia es el Mirador del Río, que debe su nombre al espacio de agua que separa la isla de La Graciosa de Lanzarote. 

Este es uno de los puntos más turísticos de la isla, pero también uno de los más valiosos, ya que se trata de una obra del artista lanzaroteño César Manrique, integrando arquitectura y naturaleza.

Desde el propio balcón y desde los ventanales panorámicos de cristal del mirador, los visitantes pueden contemplar el Archipiélago Chinijo, un conjunto de islotes formado por La Graciosa y por los islotes Roque del Este, Roque del Oeste, Alegranza y Montaña Clara.

Además, el espacio cuenta con una cafetería para tomar un aperitivo desde las alturas y con unas vistas de infarto.

Mirador del Río
Mirador del Río

 

2. Mirador de Guinate

En el municipio de Haría, en el norte, también se encuentra el mirador de Guinate, desde donde podrás ver el Archipiélago Chinijo desde otra perspectiva. 

Es uno de los miradores más desconocidos y menos masificados, por lo que tenderás a encontrar menos turistas, lo que te permitirá sacarte unas fotos con un paisaje envidiable sin tener que esperar a que alguien se quite.

Para llegar hasta allí, tendrás que seguir la carretera que va hacia el norte, la LZ-10 y, una vez superes el pueblo de Máguez, tendrás que girar a la izquierda en la calle La Majadita y, al final del camino, encontrarás el mirador.

Además, el pueblo de Guinate, y Haría en general, es un sitio muy recomendado para visitar en el período de invierno a primavera, ya que tras las lluvias los campos se llenan de flores de colores y el verde tiñe los volcanes y colinas de la zona.

Mirador de Guinate
Mirador de Guinate

 

3. Mirador del Risco de Famara

Este mirador no está prácticamente señalizado, pero llegar es más fácil de lo que parece. Simplemente, tienes que seguir la carretera LZ-10 que une Haría con Los Valles y una vez llegues a la altura del mirador de Haría verás un camino de tierra a la izquierda con varias señales pequeñas que indican el camino a seguir.

Al no estar asfaltado, el camino tiende a tener muchos baches, por lo que es importante ir despacio durante esta parte del trayecto. A los pocos minutos, pasando varias casas, llegarás a un cruce con un cartel, pero tienes que seguir recto.

Llegarás a una especie de terreno donde podrás dejar el coche y desde donde tendrás unas vistas privilegiadas de la playa y del pueblo de Famara, con volcanes de fondo y con el imponente risco a tus pies.

Al estar a más de 400 metros de altura, se recomienda ir en días donde haga muy buen tiempo, ya que de lo contrario podrás encontrarte con muchas nubes acumuladas y no verás absolutamente nada. Los días de mucho viento también pueden ser un inconveniente, porque las fuertes rachas podrían desplazarte, así que conviene ir con precaución.

Mirador del risco de Famara
Mirador del risco de Famara

 

4. Mirador del Bosquecillo

Justo al lado del mirador de Famara se encuentra el popular mirador del Bosquecillo. Este tiende a ser más turístico, puesto que sí está señalizado y lo puedes encontrar en cualquier mapa. 

El camino hasta el mirador es sencillo, una vez en el camino de tierra, cuando llegas al cruce, en vez de seguir recto debes girar a la derecha, siguiendo el cartel que indica la dirección del Bosquecillo. 

Tras dos minutos en coche llegarás a un aparcamiento, donde podrás dejar el coche. También verás un pequeño parque situado en las alturas del risco y un merendero, con unas vistas de infarto a la playa de Famara, así como al Archipiélago Chinijo.

Además, para los más valientes, en la parte izquierda hay una especie de balcón donde podrás sentir y presenciar los metros de altura del imponente risco, así como sacarte alguna foto épica para el recuerdo.

Mirador del Bosquecillo
Mirador de El Bosquecillo

 

5. Mirador de Haría

Cerca de estos dos últimos miradores se encuentra el de Haría, reformado recientemente, ofreciendo unas vistas desde las alturas del pequeño pueblo que da nombre a esta localización.

Para llegar hasta él basta con parar en una zona habilitada junto a la carretera LZ-10 que une Haría con Los Valles, está justo a la derecha del camino que lleva al Bosquecillo.

Además, una peculiaridad que tiene este mirador es que desde él se puede ver “la brujita de Haría” una vez caída la noche. Se trata de la forma que adquieren las luces encendidas del pueblo, en forma de una bruja montada en su escoba.

Mirador de Haría
Mirador de Haría

 

6. Mirador de El Golfo

El sur de Lanzarote también cuenta con miradores dignos de visitar, como es el caso del mirador de El Golfo, uno de los puntos más turísticos, pero también más originales, ya que parece sacado del planeta Marte.

Para acceder hasta él, basta con aparcar el coche en la entrada del pueblo, en un parking de tierra habilitado para ello y seguir el camino indicado entre rocas volcánicas de color rojizo y una playa de arena negra donde las olas golpean con fuerza la orilla.

Una vez en lo alto del mirador, podrás observar también el famoso Charco de los Clicos, más conocido como “Lago Verde”, un nombre que recibe por su color verdoso provocado por el tipo de algas que se encuentran en su interior.

Mirador de El Golfo
Mirador de El Golfo

 

7. Los Hervideros

Finalmente, a unos 10 minutos en coche hacia el sur, se encuentra el mirador de los Hervideros, una formación rocosa donde se puede apreciar la voracidad del océano chocando contra los acantilados.

La zona cuenta con varios caminos y balcones de piedra donde podrás asomar la cabeza, todo ello habilitado para que cualquier persona, incluido los niños, puedan disfrutar de este paisaje, eso sí, siempre acompañados de adultos.

A diferencia de la mayoría de recomendaciones para visitar las playas y piscinas naturales de Lanzarote, la clave para ver este lugar es aprovechar cuando el mar está bravo, eso sí, siempre con mucha precaución.

Mirador de los Hervideros
Mirador de los Hervideros

 

LO MAS LEÍDO