El pívot Cándido Matoso regresa al Aloe Plus Lanzarote Conejeros

Logró hace cuatro años el ascenso a categoría nacional con el equipo "naranja”

Cándido Matoso, durante su anterior etapa en el CB Conejeros
Cándido Matoso, durante su anterior etapa en el CB Conejeros

El Aloe Plus Lanzarote Conejeros se estrena en el capítulo de fichajes para la próxima temporada con el retorno de Cándido Matoso.

El pívot lanzaroteño, que llegó a la Liga EBA siendo junior en el Magec Tías y que se ha curtido en ligas como la japonesa, la alemana y la eslovaca, a parte de la EBA, llega tras dos años en el Linense, con ganas de aportar su experiencia a un proyecto ilusionante.

“Siento que ahora es el momento de volver”, decía Cándido Matoso como primeras palabras tras vincularse con el equipo naranja. “Tarde o temprano iba a pasar y, entre que nunca he jugado en Liga EBA en Lanzarote siendo un ‘referente’ (si pude disfrutarlo cuando ascendimos con el Magec Tías, pero por entonces era junior), tampoco quiero retirarme sin haber defendido los colores de mi tierra, con mi gente, en esta categoría que tanto nos costó lograr”, comenta con orgullo.

“Tengo ganas de recuperar el espíritu que nos llevó a conseguir el ascenso allá por el 2016 y, después de cuatro años en la península, (entre Llíria y la Línea) en los que no he parado de aprender, creo que estoy más que preparado para lo que se avecina”.

 El jugador explica que “es el momento de hacer las cosas bien, de demostrar que sí que se puede estar en lo más alto de la clasificación e incluso, porqué no, ascender a LEB Plata. Muchos me tacharán de loco, pero ya lo conseguimos un año y, aunque ahora sea ‘más difícil’, hay ejemplos de que sí que es posible”, comenta con ilusión, apostillando que “voy a dar todo de mí para que, tanto yo como mis compañeros, estemos en todo momento al 120%”. Su espíritu competitivo le viene de familia. Su abuelo  fue luchador incluso en Venezuela y sus primas juegan también al baloncesto, como la jugadora del unicaja verónica Matoso.

Sobre el proyecto de la temporada próxima confirma que “va a ser un proyecto bastante ilusionante, en el que se contará con gente ‘de la casa’ que tenga ganas de aprender y darlo todo día tras día, junto con fichajes que vengan aquí para lo mismo y, sobre todo, para hacer equipo. No queremos gente que venga de ‘estrellita’ a hacer sus números y pensar en donde va a jugar la temporada que viene, y estoy seguro de que lo vamos a lograr”.

El pívot tiene también un mensaje para la afición. “Quiero que la afición se sienta orgullosa cuando vea en la cancha a un equipo que está dispuesto a darlo todo en todo momento, sin dejarse nada. Al final ellos también son parte fundamental, ya que nos ayudarán a seguir empujando cuando más lo necesitemos, al igual que también estoy seguro de que lo disfrutarán tanto o más que nosotros”, sentencia.

Preguntado el presidente, y a la vez entrenador, Iván Fernández, por la llegada de Cándido Matoso, comenta que “sé que ante todo va a aportar su espíritu luchador y su implicación en una aventura que le toca muy de cerca. Será sin duda un líder dentro y fuera de la cancha, ayudando a formar a los más jóvenes y renovando de energías a los más veteranos”. El técnico explica que “dentro de la cancha, sabemos que es uno de los mejores postes de la categoría  muy serio en defensa, sabe colocarse y ocupar los espacios necesarios para ayudar a sus compañeros y en ataque destaca por su capacidad para correr el campo y por saber leer las ventajas en el juego estático. Es un gran distribuidor del juego desde el poste alto y buen compañero. Un auténtico representante del baloncesto conejero y todo lo que eso implica”

LO MAS LEÍDO