El volcán arrasa nuevos barrios de La Palma tras desprenderse otra parte del cono

Además de sepultar lo que quedaba de Todoque, ha llegado a El Callejón de La Gata y al polígono industrial de Los Llanos de Aridane

Imagen del volcán de La Palma durante la noche

El volcán de Cumbre Vieja se ha mostrado especialmente virulento durante la madrugada de este domingo, creando un río de fuego que avanza sin oposición llevándose por delante barrios enteros como El Callejón de La Gata y lo que quedaba de Todoque, además de prácticamente hacer desaparecer el polígono industrial de Los Llanos de Aridane. 

La Palma ha amanecido así con una imagen aún más dantesca, tras haberse desprendido la noche anterior otra parte del cono norte. La colada continúa su avance por el norte alcanzando la farmacia de Todoque y los pocos edificios que aún se mantenían en pie en este barrio, que cumple dos semanas desde que se derrumbó su iglesia.

Otra de las lenguas que avanza más al norte, con una velocidad de unos seis metros la hora, durante la madrugada ha pasado por encima de prácticamente todo el Polígono Industrial de El Callejón de La Gata. Sobre las tres de la madrugada, la lava se situaba a las puertas del Punto Limpio de Los Llanos de Aridane, según indicaron fuentes de los equipos de emergencias que trabajan en el lugar.

Imagen de la erupción en el volcán de La Palma

Otro de los barrios que ha quedado afectado por estas nuevas lenguas, que se comenzaron a originar durante la madrugada del viernes al sábado por una fractura en el norte del volcán, es El Callejón de La Gata. Las más de treinta viviendas que habían quedado en pie tras el paso de la colada principal fueron engullidas durante las últimas horas por el magma solidificado, como confirmaron las mismas fuentes.

De continuar con el cauce natural, la lava podría continuar este domingo entre las montañas de Todoque y La Laguna para buscar un nuevo camino hacia el mar por Las Mulatas, donde existe una gran extensión de plataneras. 

Varios vecinos de La Laguna, por su parte, han pasado la noche en vela ante la posibilidad de un desalojo por la amenaza que supone la lengua se sitúa ya en la parte baja del polígono industrial. 

LO MAS LEÍDO