08/dic./2019

LA CEREMONIA DE ENTREGA TUVO LUGAR ESTE JUEVES EN MADRID

La abogada lanzaroteña Irma Ferrer recibe el premio 'Hay Derecho' por su lucha contra la corrupción

"César Manrique nos enseñó que la belleza insólita y mística de la isla había que protegerla por encima de todo y que había que hacer una lucha activa para protegerla del urbanismo criminal", señaló la letrada de Transparencia Urbanística y de Acción Cívica contra la Corrupción tras recibir el galardón

La abogada lanzaroteña Irma Ferrer recibe el premio 'Hay Derecho' por su lucha contra la corrupción

La abogada lanzaroteña Irma Ferrer, que ha ejercido como letrada de la acusación popular en las principales causas contra la corrupción en Lanzarote, recibió este jueves en Madrid el premio nacional 'Hay Derecho', que otorga la fundación que lleva este mismo nombre.

En su discurso, Ferrer apuntó que lleva "17 años en la lucha contra la corrupción en la isla". Entre otras cosas, la abogada es miembro de la asociación Transparencia Urbanística, que nació tras el estallido de la Operación Unión, habiéndose personado en varias de las piezas. Además, Transparencia Urbanística ha sido denunciante, entre otros, del caso Stratvs, donde también ha estado personada la asociación como acusación popular, con ella como abogada. Además, forma parte también de Acción Cívica contra la Corrupción, que fue quien la propuso para el premio, y a través de este colectivo está personada en el caso Montecarlo. 

irma ferrer 2

En su discurso, la abogada lanzaroteña reconoció que no ha sido un trabajo fácil. "Imagínense lo que es luchar contra la corrupción en una población tan pequeña donde todo el mundo no sólo te conoce a ti, sino que conoce a tu familia y a la gente que te rodea", expuso Irma Ferrer.

 

Agradecimientos a los "gigantes" que han posibilitado su trabajo


"Y si este trabajo lo hemos podido hacer es porque nos hemos subido en hombros de gigantes", afirmó Irma Ferrer, que entre ellos señaló a César Manrique, a quien recordó como "agitador de conciencias". "César nos enseñó que la belleza insólita y mística de la isla había que protegerla por encima de todo y que había que hacer una lucha activa para protegerla del urbanismo criminal", apuntó Irma Ferrer. 

"La corrupción mata, genera pobreza, y hace que en una isla donde en 1990 había 70.000 habitantes, se previeran camas para un millón de personas. Eso colapsa cualquier servicio público de la isla y colapsa las infraestructuras de la isla", añadió Ferrer, que mencionó como "el segundo de los gigantes" a la Fundación César Manrique, "legítimo titular" de su legado "tanto artístico como ético y moral",

El Premio Nobel de Literatura, José Saramago, el redactor del Plan Insular, Fernando Prats, el magistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, y la Fiscalía de Medio Ambiente fueron otros de los "gigantes" que mencionó la letrada de Transparencia Urbanística y Acción Cívica, que insistió en que, aunque a ella le corresponde la dirección legal, el trabajo desarrollado en ambas asociaciones es "un trabajo en equipo". 

Como último "gigante", la abogada lanzaroteña nombró a la Fiscalía de Medio Ambiente, destacando el trabajo del fiscal Ignacio Stampa, "un grande, que se ha hecho grande en la isla y que se va a hacer gigante en la Fiscalía Anticorrupción de Madrid", y quien precisamente estuvo en la entrega del premio. 

 

Los "verdaderos héroes" de la historia y "los imprescindibles"


"Y nuestro ejercicio de acusación popular no tiene interés ninguno en acumular condenas y penas a nadie, a ninguna persona, pero sí escribir un relato de la historia contemporánea de la isla, que comienza con el trabajo de los verdaderos héroes de esta historia, que es la Oficina del PIOT", destacando especialmente el trabajo del abogado Agustín Domingo Acosta, por ser quien ganó los 27 pleitos del Cabildo en defensa de la legalidad" refiriéndose a los pleitos de los hoteles.

También tuvo palabras Irma Ferrer para la sociedad conejera, la cual cree que ha "cumplido sus obligaciones" y entendido el "mensaje de conciencia crítica de César Manrique", recordando manifestaciones masivas como la de Los Pocillos en 1988, la de 2003 para reclamar "cero camas", y la de 2014 contra las prospecciones petrolíferas. Y entre ese grupo de ciudadanos, destacó a tres personas como "imprescindibles" por haber estado "luchando 40 años por la legalidad", que son Luis Guirao, Javier Díaz-Reixa y Ginés Díaz Pallarés, quienes formaron parte de El Guincho y actualmente son miembros de Transparencia Urbanística. 

 

 

Los otros finalistas 


La Fundación 'Hay Derecho' otorga desde 2015 estos premios con el objetivo de "visibilizar y propagar la conducta de aquellos ciudadanos o entidades que hayan destacado por sus acciones en el fortalecimiento de las instituciones públicas y la defensa del Estado de Derecho". 

En su cuarta edición, junto a Irma Ferrer, había otros cuatro finalistas, que eran la empresaria Úrsula Mascaró, fundadora de la plataforma social Mos Movem e impulsora de Sociedad Civil Balear; Argelia Queralt, doctora en derecho y profesora agregada de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona; Arántazu Cabello, funcionaria del Cuerpo Superior de Actuarios, Economistas y Estadísticos de la Seguridad Social, y Pere Lluís Huguet, abogado y presidente de Llibertats, sobre quien recayó el accésit del premio anual que otorga la Fundación 'Hay Derecho'. 

La ceremonia de entrega de premios se celebró ese jueves en el Hotel Meliá Serrano de Madrid y fue presentada por el periodista Jesús Maraña. "Queremos una democracia en la que la ley impere. Queremos una libertad que respete los derechos de los demás. Nuestros premiados de hoy son los héroes de esta lucha", señaló el presidente de la Fundación 'Hay Derecho', Ignacio Goma, durante su intervención. 

En esta sección
Comentarios