18/Nov/2018

CONSIDERA QUE SUFRIÓ "UN DELIRIO" QUE CONDICIONÓ SUS ACTOS

Fiscalía pide el internamiento psiquiátrico durante 20 años del acusado de asesinar a su madre en San Bartolomé

Los hechos tuvieron lugar en 2014 y serán juzgados entre los próximos 17 y 20 de septiembre en Gran Canaria 

Fiscalía pide el internamiento psiquiátrico durante 20 años del acusado de asesinar a su madre en San Bartolomé

El Ministerio Fiscal ha pedido el internamiento en un centro psiquiátrico durante 20 años del acusado de matar a su madre en San Bartolomé en 2014, quien será juzgado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial entre los próximos días 17 y 20 de septiembre. El juicio se celebrará en Gran Canaria y el Ministerio Fiscal también solicita que N. d.L. indemnice a su hermana con 120.000 euros.

Los hechos tuvieron lugar en la tarde-noche del 14 de febrero de 2014 en el domicilio de la madre donde se había quedado el procesado "con intención de dormir". En un momento de la noche, según el escrito de acusación de Fiscalía, "el acusado se dirigió hasta el dormitorio de su madre" y "aprovechando que la misma se encontraba dormida, de manera sorpresiva e inesperada" y "sin que se lo pudiera esperar", procedió "a desnudarla y comenzó a golpearle por distintas zonas" del cuerpo. 

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, "con la intención de acabar con la vida de su madre o a sabiendas de que podía ocasionarle la muerte, continuó propinándole múltiples golpes con gran fuerza con el puño en la cabeza, en el rostro y en la región torácico-abdominal". 

Como consecuencia de los "múltiples y variados golpes recibidos dados por el acusado con plena conciencia de aumentar el padecimiento de la víctima", su madre sufrió "graves lesiones encefálicas y pulmonares que provocaron una situación de riesgo vital para su organismo" que "tras un periodo de agonía, le provocaron la muerte entre las 23 y las 3 horas del 15 de febrero". 

 

Considera que sufrió "un delirio" que condicionó sus actos


Sin embargo, Fiscalía considera que, en el momento de la comisión de los hechos, el acusado se hallaba "bajo la influencia de un cuadro de gran confusión, agitación emocional y una importante disfunción cognitiva provocada por la existencia de un delirio que condicionaba sus actos, ocasionando una merma completa en la comprensión de los hechos, en su naturaleza y las consecuencias de los mismos, con ausencia total en su capacidad de juicio". 

Así, el Ministerio Fiscal estima que concurre la circunstancia eximente completa de la responsabilidad criminal y la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal agravante de parentesco y, por ello, pide que se proceda a la libre absolución del acusado, aunque pide que se le imponga "la medida de internamiento para tratamiento médico en un centro adecuado al tipo de anomalía o alteración psíquica que padece, por tiempo de 20 años". 
 

En esta sección
Comentarios