14/oct./2019

Lorenzo intentó convertir en “definitiva” la instalación de los caballos de DeCaires cuando CC iba a salir del gobierno

Estando ya en funciones el anterior ejecutivo, envió un escrito a la Autoridad Portuaria pidiendo una autorización “definitiva” para ocupar ese espacio, ya que en realidad solo ha contado con un permiso por un año, pese a que CC firmó un convenio por diez

Pedro San Ginés y Jose Juan Lorenzo durante una rueda de prensa
Pedro San Ginés y Jose Juan Lorenzo durante una rueda de prensa
Lorenzo intentó convertir en “definitiva” la instalación de los caballos de DeCaires cuando CC iba a salir del gobierno

Los caballos de Jason deCaires Taylor que Coalición Canaria decidió instalar frente al Castillo de San José para una exposición, y que después anunció que estarían allí “cedidos” durante diez años, tenían en realidad permiso de la Autoridad Portuaria para estar solo durante un año. Después, ese permiso se ha ido renovando anualmente desde 2016, aunque CC intentó convertir esa instalación temporal en definitiva justo antes de dejar el gobierno.

Así lo evidencia un escrito que el ex consejero delegado de los Centros Turísticos, José Juan Lorenzo, envió a Puertos 12 días antes de que se formara la nueva Corporación, y más de tres meses antes de que venciera la autorización por un año que en ese momento estaba en vigor en virtud de una prórroga.

“Solicito la concesión de la instalación definitiva de la obra The Rising Tide/Marea Creciente de Jason DeCaires Taylor en el área AF-11 del Puerto de Arrecife de Lanzarote, frente al litoral del Museo Internacional de Arte Contemporáneo MIAC-Castillo de San José”, señalaba Lorenzo en el escrito que remitió a la Autoridad Portuaria el pasado 13 de junio, después de que Pedro San Ginés perdiera las elecciones y la socialista María Dolores Corujo se hubiera convertido ya en la presidenta electa, lo que suponía también la inminente salida de José Juan Lorenzo de ese cargo. 

 

Lorenzo habló en nombre de una “Entidad” que estaba en funciones


“Es de interés de esta Entidad mantener dicha instalación”, añadía Lorenzo en la solicitud, hablando así en nombre de un gobierno en funciones, y sabiendo que eso supondría también su destitución del cargo. Además, ese escrito refleja que hasta entonces se habían limitado a tramitar las prórrogas del permiso inicial -que fue concedido por un año en septiembre de 2016-, pero justo en ese momento decidieron convertirlo en definitivo.

Sin embargo, la respuesta de Puertos ha sido la de denegar esa petición. “No es posible acceder a la solicitud de concesión, debido a que está previsto que esa zona se destine para fondeo de embarcaciones”, señala en su contestación en director de la Autoridad Portuaria. Así, lo que ofrece es una nueva concesión “a título de precario por el plazo de un año”, que podrían dejar de prorrogar en cualquier momento. A continuación, el escrito detalla las condiciones que regirían esa concesión, incluidas las tasas que debe pagar la institución por la ocupación de ese espacio dependiente de Puertos.

Así, aunque CC ha criticado la intención del nuevo grupo de gobierno de retirar esas esculturas, lo que evidencia la respuesta de Puertos es que tampoco había garantía de que pudiera cumplirse el convenio firmado bajo el mandato de San Ginés con DeCaires, que implicó el pago de 15.000 euros por los “materiales” y el “montaje”. Y es que ese convenio suponía la cesión “gratuita” de esas figuras durante diez años, cuando la autorización era por solo uno y estaba sujeta a renovaciones anuales. Y todo ello en un espacio donde la Autoridad Portuaria señala que tiene otros usos previstos que impiden dar una concesión por un periodo más amplio, por lo que de momento solo se ha comprometido a extenderla hasta septiembre de 2020.

 

La primera instalación, sin permiso


Las fechas que pone de relieve ese escrito también reflejan que los caballos de DeCaires se instalaron antes incluso de que los Centros Turísticos hubieran recibido la notificación de la primera autorización de Puertos, que se aprobó el 5 de septiembre pero no fue comunicada formalmente a la institución hasta el día 12. Sin embargo, el Gobierno de San Ginés anunció esa instalación el 6 de septiembre, evidenciando así que ya tenían todo preparado antes de conocer esa resolución.

Además, antes de colocarse en la costa, los caballos ya habían estado previamente en la explanada del Castillo, donde fueron instalados sin tener ningún tipo de autorización, según ha desvelado este lunes la presidenta durante el Pleno del Cabildo. Fue un mes después de colocarlos cuando pidieron ese permiso, que además se otorgó por unos meses, y con un informe de Patrimonio que advertía de que podía permitirse su colocación por tratarse de una exposición temporal y no permanente, y que además instaba a pedir un dictamen de la Oficina del Plan Insular que no se llegó a solicitar.

Pese a ello, CC decidió después mantenerlos y trasladarlos a su ubicación actual, donde finalmente señaló que estarían durante diez años, sin que existiera una autorización de Patrimonio para ello. Además, sus últimos pasos ya gobernando en funciones fueron para intentar convertir en definitiva esa instalación, a la que en su día se opusieron todos los partidos que estaban en la oposición en el Cabildo, incluyendo al PP, Podemos, Somos Lanzarote y Ciudadanos.

De hecho, fue también tras perder las elecciones cuando CC pidió el primer informe por escrito al MIAC para justificar esa instalación. Y ese informe también habla de que sea “definitiva”, cuando eso supondría comprar las esculturas, que CC propuso en su día adquirir pagando otros 200.000 euros a DeCaires. 

En esta sección
Comentarios