23/feb./2020

NIEGA HABER HECHO NEGOCIOS CON LA PERSONA QUE PROTESTA FRENTE A SU LOCAL

El dueño del taller de coches se defiende: “El hombre no está bien. Dijo que era comandante del Ejército del Rey y amigo suyo”

“Cuando estaba denunciándole en Comisaría, entró él con una placa diciendo que era comandante del Ejército del Rey y amigo suyo y que tenía inmunidad diplomática. Este hombre no está bien”. Son ...
El dueño del taller de coches se defiende: “El hombre no está bien. Dijo que era comandante del Ejército del Rey y amigo suyo”

“Cuando estaba denunciándole en Comisaría, entró él con una placa diciendo que era comandante del Ejército del Rey y amigo suyo y que tenía inmunidad diplomática. Este hombre no está bien”. Son palabras de Alain Devouassoux, dueño de un taller de coches al que tuvo que acudir este martes la Policía Nacional por la protesta que ha emprendido Diego de la Cerda, que denuncia una supuesta venta “fraudulenta” de un vehículo.

El dueño del taller quiere dejar claro que su negocio “no tiene nada que ver” con este asunto. Por ello, ha interpuesto ya "tres denuncias" en los Juzgados para tratar de que ese hombre abandone la protesta frente a su taller, que le está “perjudicando mucho”.

Así, asegura que “no le conoce de nada”, sino que “es o era amigo íntimo de un mecánico del taller”. “Vino un día a decirme que había tenido un problema con un mecánico y que yo le diera el dinero. Le dije que se arreglara con él, que yo no tenía nada que ver, pero él me dijo que el mecánico no tenía dinero y yo sí. ¿Y qué tiene que ver eso?”, se pregunta.

Además, insiste en que este hombre le aseguró que “era amigo del Rey y otra serie de tonterías”. “Yo no me lo tomé en serio, más bien a risa”, afirma. Diego de la Cerda denuncia que un mecánico de este taller le vendió un coche por un total de 1.360 euros (en varios pagos), pero que cuando fue a Tráfico a preguntar por la situación del vehículo comprobó que “no se encontraba a nombre del vendedor”, sino a otro nombre. Por eso, reclama su dinero.

Sin embargo, el dueño del taller sigue insistiendo en que no es su problema, puesto que Diego de la Cerda realizó el negocio “con un trabajador”. Además, insiste en que tras la primera discusión con él, volvió a aparecer “con unos carteles, diciendo que le habíamos estafado”. “Hablé con él y me admitió que el problema no era conmigo ni con el taller, sino con el mecánico”, asegura el propietario del negocio.

Alain Devouassoux presenció una discusión entre este hombre y el mecánico. “El mecánico le dijo que le daba los 500 (euros) pero que le diera el coche y él le decía que no, que le diera antes los 500. Parecía una discusión de niños. Les pedí que se fueran, pero al parecer siguieron discutiendo en otro sitio”, afirma.

“No le insulté para nada”

Por su parte, Diego de la Cerda interpuso dos denuncias ante la Policía Nacional. En una de ellas, asegura que el dueño del taller se plantó en su casa y acabó insultándole. “Hijo puta, no tengas huevos de poner los carteles”, consta en la denuncia.

Al respecto, Devouassoux asegura que no le insultó “para nada”, pero sí que admite que fue a su vivienda. “Este hombre me dejó una nota con un adoquín amenazando de muerte al mecánico. La dejó encima del capó de un coche dentro de mi taller y me abolló el capó. Le pregunté al mecánico dónde vivía para ver quién se hacía cargo de los daños que causó en el vehículo. Aparecí por ahí y le dije que parara ya y que se arreglara con el mecánico”, defiende.

Asimismo, desmiente que el martes le intentaran mojar a este hombre con una manguera, y asegura que tampoco es cierto que un trabajador intentara atropellarle, tal y como ha denunciado Diego de la Cerda en la comisaría de la Policía Nacional.

NOTICIAS RELACIONADAS

[La Policía acude a una disputa en un taller de Arrecife, donde un hombre denuncia con una pancarta una supuesta venta "fraudulenta"->74360]

En esta sección
Comentarios