06/abr./2020

Lanzarote cuenta con la primera granja cero emisiones de Canarias

Avícola Morales implanta un sistema 100% autosuficiente de gran envergadura, que se convierte en un ejemplo para otras industrias. Todos los procesos están estudiados al detalle para minimizar la huella de carbono, desde la producción hasta la distribución, para convertirla en una empresa socialmente responsable.

Lanzarote cuenta con la primera granja cero emisiones de Canarias

La primera granja de Canarias desconectada de la red eléctrica y que se alimenta cien por cien de energías renovables es Granja Avícola Morales y está en Lanzarote. Esta empresa se adelanta a los objetivos de Europa 2020 y los supera con creces, ya que ha conseguido implantar la primera industria en Canarias de este calado que genera cero emisiones, frente al veinte por ciento de reducción que propone Europa.

Destaca especialmente las 124 toneladas de CO2 que deja de emitir anualmente con su actividad, para lo que se necesitarían 6.000 árboles si tuviéramos que absorber toda esa contaminación. El proyecto se llama Conecta Tierra y cuenta con 208 placas solares, instaladas en la cubierta de la granja, que se ha sustituido por una mucho más eficiente que las habituales. La energía se acumula en baterías y toda la que se sobra se utiliza para alimentar el parque móvil eléctrico y sostenible, que la empresa está incorporando progresivamente para su logística y la movilidad de sus empleados. Además, todo el proyecto se ha ejecutado con empresas locales para promover la economía circular y apostar por el empleo local.

 

Una aspiración regional


Pero la Granja Avícola Morales no solo opera en Lanzarote, ya que es una empresa regionalizada con más de 32 empleos directos y con instalaciones en Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. Esta empresa familiar tiene más de 50 años de experiencia y su previsión es seguir amplificando este modelo eficiente y renovable a todas sus instalaciones del Archipiélago.

 

"Los huevos más frescos y limpios del mercado"


De momento, en su primera granja cero emisiones, contará con 32.000 gallinas criadas en suelo, para adaptarse al nuevo consumidor que exige huevos camperos y criados con más espacio, pero tienen previsto seguir ampliando en el próximo año. El uso y la recuperación de plantas autóctonas como alimento es un hito más en la reducción de la huella de carbono. La marca, que cuenta con Certificado CRAE europeo, certificados ISO 9001 y 14001, ya es referente en Canarias y aspira servir los huevos más frescos y limpios del mercado.

El envasado también ha experimentado una mejora notable. Los estuches provienen de celulosa reciclada y biodegradable, totalmente ecológicos. El área de manipulado dispone de luz natural, como otra medida más de ahorro energético, ya que la primera energía renovable es la que no se consume.

Se trata de un proyecto pionero de gran envergadura, circular, completamente sostenible y ejemplar para otras empresas del Archipiélago. Una apuesta que da respuesta a un consumidor responsable, que elige productos socialmente responsables, ecológicos y de kilómetro cero.

 

Aula didáctica para expandir el proyecto


Todo esto se podrá ver y visitar en un aula didáctica donde se explicará cómo funciona la granja, para que otras empresas, profesionales, estudiantes y curiosos puedan conocer el modelo de Avícola Morales.

Granja Avícola Morales participa en el Plan de Soluciones Integrales para Empresas ‘Cámara Solution’ de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa.

En esta sección
Comentarios