19/oct./2019

La leche y la infancia

La leche y la infancia

La leche se trata de un alimento esencial dentro de la alimentación de mayores y niños, gracias a los numerosos nutrientes que aporta al organismo con su ingesta. Un ejemplo claro son las leches Puleva para bebés, las cuales cuentan con gran cantidad de propiedades que permiten un crecimiento sano de los más pequeños de la casa.

El alto contenido en vitamina y proteínas de la leche favorece un correcto crecimiento y desarrollo de los individuos, siendo un producto bastante fácil de encontrar y que se puede adquirir actualmente a precios muy competitivos en tiendas y grandes superficies comerciales.4 Beneficios de tomar leche periódicamente


4 Beneficios de tomar leche periódicamente

Contiene gran cantidad de nutrientes

La leche se trata de un producto alimenticio que contiene una gran cantidad de nutrientes en su composición, los cuales juegan un papel fundamental dentro del normal funcionamiento del organismo y la realización de las diferentes funciones vitales necesarias para la supervivencia. Entre los componentes mayoritarios se puede encontrar el Calcio, permitiendo este elemento mantener huesos y dientes en estado óptimo.

Otros elementos como el Potasio también es posible encontrarlo dentro de la leche, interviniendo de manera directa en conseguir valores de presión arterial adecuados en el organismo. Además, el alto porcentaje de proteínas en su composición convierten a la leche en un artículo indispensable para construir y reparar el tejido muscular, el cual puede sufrir pequeñas lesiones a lo largo del día.


Favorece una correcta salud oral

Para el mantenimiento de una correcta salud oral es necesario que los niños lleven a cabo una perfecta higiene sumado a la ingesta habitual de leche, ya que este producto contiene una serie de elementos que favorecen una perfecta conservación de la boca. Dentro de su composición se encuentra la caseína, la cual se trata de un elemento que evita la adhesión de las bacterias a la superficie del diente, evitando con ello la aparición de la tan temida caries que puede causar un enorme daño dentro de la cavidad oral.

Por otro lado, componentes de la leche como la lactoferrina junto con los anticuerpos presentes en este producto promueve enormemente la salud oral, gracias a la función antibacteriana que realizan.


Mejora la hidratación de las personas

La hidratación es indispensable para un adecuado funcionamiento del cuerpo humano, pudiendo los niños obtener un correcto aporte de agua mediante la leche. Los productos lácteos contienen un alto contenido de electrolitos, favoreciendo con ello un correcto reemplazo de agua en el organismo, la cual se pierde en altas cantidad a lo largo del día debido a la transpiración.

Además, la leche permite mantener una mejor temperatura en el organismo, favoreciendo el enfriamiento sobre todo en los calurosos meses de verano.

Mejora la capacidad para conciliar el sueño

Otro beneficio muy importante de la leche es que mejora la capacidad para conciliar el sueño y obtener un descanso más placentero durante la noche. Dentro de su composición, el agua, las proteínas, vitaminas, aminoácidos y carbohidratos unidos con su fácil asimilación permiten un mejor establecimiento del sueño.