19/ago./2019

Canarias se plantea no cobrar el IVA canario a los turistas británicos tras el Brexit

Este 2019 comienza con una posible revolución fiscal para las islas que tendría un impacto directo considerable sobre nuestra economía regional.

Canarias se plantea no cobrar el IVA canario a los turistas británicos tras el Brexit

Nos referimos a la posible eliminación del IGIC (el IVA canario) a todos los turistas procedentes del Reino Unido. Con el Brexit finalmente en vigor en unos pocos meses (en principio el 30 de marzo se produce el divorcio formal con la Unión Europea, a menos que se produzca algún giro inesperado al más puro estilo de las telenovelas), toca readaptarse.

Se trataría pues de dinamizar y potenciar nuestro turismo, amenazado por los nubarrones de un Brexit que no termina de despejarse. Ante la incertidumbre de una caída brusca de la cantidad de británicos que visitan nuestras islas en caso de Brexit duro, el Gobierno de las islas ha decidido adelantarse poniendo sobre la mesa esta medida fiscal.

La mayor pesadilla del ejecutivo canario liderado por Fernando Clavijo sería una bajada en el número de visitantes británicos, ya que se el mercado británico es actualmente el país que aporta más turistas a las islas. El miedo es que la devaluación importante a la que se ha sometido recientemente la libra esterlina en los últimos tiempos se traduzca en un menor poder adquisitivo británico y, por ende, en un menor número de visitas, así como una caída en los ingresos por turista.

Algunas de las mejores plataformas de Forex llegaron a mostrar cifras que rozaron la paridad con el euro en el 2018 que acabamos de terminar. Muchos serían los puestos de trabajo que peligrarían si no se adoptan medidas económicas urgentes para contrarrestar este efecto en la cotización bajista de la divisa británica.

El rumbo fiscal que está tomando nuestro archipiélago parece más adecuado que el que está adaptando Baleares, donde su impuesto por noche de alojamiento en su territorio ha crecido cerca de un 100% el pasado año. Casi nada. Si Canarias sabe aprovechar el más que probable trasvase británico de las Baleares a las Canarias, la medida será todo un éxito con total seguridad.

Una reforma posible gracias a nuestro tratamiento fiscal insular


Nuestra tierra tiene la gran fortuna de tener carácter de territorio extra comunitario. Cierto es que a cambio tenemos que afrontar desafíos que la España peninsular puede evitar. Pero parece que el gobierno regional está dispuesto a explotar su tratamiento fiscal para la negociación de esta exención fiscal ante la Unión Europea.

Cabe plantearse en última instancia si lo que es bueno para Canarias no lo sería también para el resto de España. ¿Por qué no dinamizar todo nuestro turismo nacional aplicando esta exención fiscal en todo el territorio español? Para un país que depende tanto de la industria del turismo como el nuestro, puede ser un bote salvavidas que impulse nuestra economía.

El Brexit ha despertado los temores de todos los gobiernos europeos, pero quizás es un buen momento para que se detengan y reflexionen sobre cómo convertir lo que a priori parece una adversidad en una ventaja y en una oportunidad competitiva. Nuestras islas parecen ir por el buen camino. Se abre una ventana de oportunidad para la industria turística canaria.

¿Afectará la medida al turismo alemán?


Empiezan a sonar las alarmas del posible impacto que podría tener esta medida fiscal por agravio comparativo con Alemania. Los alemanes son el segundo grupo más numerosos de turistas que visita nuestras islas tras los británicos, así que Canarias se juega mucho.

Si bien Ángela Merkel, en calidad de uno de los 10 mejores jefes de gobierno mejor pagados del mundo, percibiendo un nada desdeñable salario de más de 325.000€ anuales, no tendrá problemas para pagar el IVA canario si se decide a visitarnos, lo cierto es que sus conciudadanos no pensarán probablemente lo mismo. Los ciudadanos de Luxemburgo, que también son un turismo fuerte en la isla por el nivel de gasto que representan, quizá se sientan más animados a visitar nuestras islas, ya que a pesar que su presidente se encuentra en el séptimo lugar de esta lista, sus ciudadanos tiene el mayor ingreso per cápita de la OCDE. Queda por ver cuál será el verdadero impacto de esta medida, particularmente en el tan relevante turismo alemán. Parece que el Brexit está siendo un verdadero dolor de cabeza para todos sus afectados, directa o indirectamente.