Crece la “guerra civil” en el ajedrez lanzaroteño, con una denuncia por injurias contra Lorenzo Lemaur

La ajedrecista Nayra Barrera le reclama una indemnización de 30.000 euros y los Juzgados ya han puesto fecha al acto previo de conciliación

Lorenzo Lemaur, en una imagen de archivo
Lorenzo Lemaur, en una imagen de archivo

La tensión que se vive desde hace años en el mundo del ajedrez lanzaroteño ha llegado a los Juzgados, con una denuncia por injurias contra el que fue delegado insular de la Federación, Lorenzo Lemaur, que ha llegado a calificar de “guerra civil” la situación que se está viviendo en la isla.

La denunciante es la ajedrecista Nayra Barrera, del Club de Ajedrez Tablero de Guanapay, que exige que Lorenzo Lemaur pague 20.000 euros “por los daños ocasionados” y 10.000 euros más “por daños y perjuicios”.

De momento, el Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Arrecife ya ha citado a Lemaur el próximo 26 de mayo a un acto de conciliación, que es el paso previo a la interposición de una querella, en caso de no alcanzarse un acuerdo.

Además de la indemnización, Barrera reclama que Lemaur se disculpe con ella y con otros “jugadores, madres e incluso menores de edad”, por los comentarios que ha enviado a través de Whatsapp y que ha publicado en redes sociales.


 

La calificaba de “peligrosa” y recomendaba un “informe pisquiátrico”

“Recomiendo a madres y padres de los niños a los que da clases de ajedrez que soliciten un informe psiquiátrico antes de poner a sus hijos en manos de esta mujer. Podría ser peligroso”, afirmaba Lorenzo Lemaur en un artículo de opinión publicado en Facebook, en el que cargaba contra Nayra Barrera.

Junto a éste, en el escrito registrado en los Juzgados, la ajedrecista reproduce otros extractos de las publicaciones de Lemaur contra ella. “Jugar bien al ajedrez no es sinónimo de ser buena persona, lamentablemente. La que es en los últimos años campeona insular femenina, Nayra Barrera, demuestra en cada ocasión en que en Lanzarote se celebra algún evento de ajedrez su falta de empatía, su desprecio y desconsideración hacia todo lo que sea que no haga ella y su absoluta incapacidad, a la vez que falta de intención por establecer cauces de entendimiento para la mejora del ajedrez en Lanzarote”, añadía en ese mismo artículo publicado en septiembre de 2021, en la página de Facebook de Ajedrez en Lanzarote.

En otra publicación, llegaba a calificar como “terroristas del ajedrez” a los responsables de Tablero de Guanapay, del que forma parte Nayra Barrera, y a los del Club de Ajedrez CIAL. “Llevan dos años con una absurda guerra civil que se podría catalogar de terrorista para el ajedrez de Lanzarote y sus practicantes”, sentenciaba Lemaur en ese escrito, en el que acusaba a Barrera de estar detrás de esta situación, “orquestando desde trincheras”.

La ajedrecista se dirigió a los Juzgados el pasado 7 de marzo solicitando que Lorenzo Lemaur -que también fue concejal de Arrecife por el PP- fuera citado a un acto de conciliación, previo a la interposición de la querella “por un presunto delito continuado de injurias graves con publicidad”.

LO MAS LEÍDO