Sanidad desmontará el autocovid el 30 de abril y las pruebas se harán en los centros de salud

Las personas asintomáticas o con síntomas leves no tendrán que hacer un "aislamiento estricto", pero sí se recomienda que "extremen las medidas"

Imagen del exterior del autocovid
Imagen del exterior del autocovid

El autocovid del Recinto Ferial, que lleva funcionando desde octubre de 2020, se desmontará el próximo 30 de abril. A partir de ahí, las pruebas se realizarán en los centros de salud y en el Hospital Molina Orosa, según ha adelantado la directora del Área de Salud de Lanzarote, Noelia Umpiérrez, en Radio Lanzarote – Onda Cero.

"El tema de los casos y el control se va a centrar en los pacientes vulnerables, en los hospitalizados y en los fallecimientos", ha señalado Umpiérrez, que ha hecho hincapié en que las pruebas se seguirán realizando, además de a las personas inmunodeprimidas, "a los mayores de 60 años y a las embarazadas". Asimismo, señala que el médico de cabecera podría requerir que el paciente se hiciera un test de Covid si así lo viera conveniente. 

Además, la directora del Área de Salud ha explicado que también se reunirán para decidir si seguir haciendo los cribados a las personas que ingresan en el hospita. De momento, cree que se seguirá haciendo “a lo largo de abril”, ya que considera que se trata de un mes de “transición”.

Sobre la situación de que una persona que dé positivo pero no esté considerada de riesgo, y que sea asintomática o manifieste síntomas leves, Umpiérrez recalca que “no se le va a indicar que haga un aislamiento estricto”, pero que sí que “extreme las medidas”. Además, apela al “sentido común” para tratar la sintomatología como con el resto de enfermedades: “Si necesitas ir al médico y solicitar la baja, irás a tu médico de cabecera”.

“Se podría extrapolar a otras enfermedades, si uno está con gripe debería de hacer lo mismo, evitar contagios y ponerse la mascarilla, e igual así bajaría también la incidencia de gripe”, sostiene la directora del Área de Salud.

No obstante, Noelia Umpiérrez ha aclarado que en caso de que una persona dé positivo en Covid, y que trabaje en un ámbito de vulnerabilidad como puede ser una residencia de mayores o un Centro de Día, se ha tomado la decisión de que “no vaya a trabajar los primeros cinco días”. “A la hora de incorporarse, se le hará un test de antígenos que tendrá que dar negativo para que pueda volver a trabajar”, ha explicado la directora, precisando que esta medida solo está destinada a estos casos.

El resto de empleos, que no requieran tener contacto directo con personas de riesgo, sí podrán ir a trabajar utilizando las medidas de prevención. “Si eres positivo podrás ir a trabajar, pero depende de la sintomatología. Si estás muy grave, como en cualquier enfermedad, cogerás la baja”, aclara.

 

Un “punto y aparte” en la pandemia

La eliminación de las restricciones frente al coronavirus, que anunció el Gobierno de Canarias la pasada semana, suponen un “punto y aparte” en el transcurso de la pandemia, según señala Noelia Umpiérrez.

Al respecto, Umpiérrez asegura que la relajación de las medidas en el último mes, unidas a la apertura del ocio nocturno, o a la amplitud de los horarios de cierre en la hostelería, no han reflejeado “un aumento de la incidencia en el hospital”.

“Ahora mismo hay dos personas en la UCI Covid, pero una de ellas no está ingresada por Covid, sino que dio positivo al entrar al hospital”, ha señalado Noelia Umpiérrez, que también ha apuntado que en la planta Covid hay 9 personas ingresadas, aunque algunos “por Covid y otros con Covid”, diferenciando así los que están a causa del virus o, por el contrario, tienen otra patología y al hacer el cribado de entrada han dado positivo en el test.

Noelia Umpiérrez ha recordado que el Gobierno de Canarias señaló que las restricciones podrían regresar en caso de que “la situación empeorase”, aunque insiste en que después de semanas de relajación en las medidas restrictivas, “no se ha visto reflejado en el hospital”.

LO MAS LEÍDO