Lanzarote, al margen del escándalo de los centros de mayores de Canarias: “Los suyos recibieron felicitaciones”

​El Diputado del Común aclara que las graves deficiencias de las que advierte en su informe, incluyendo la presencia de brotes de sarna, ratas y cucarachas, no se detectaron en esta isla

Dos residentes de un centro de mayores. Foto: Europa Press
Dos residentes de un centro de mayores. Foto: Europa Press

“En Lanzarote está todo bien, muy bien. Sus centros recibieron felicitaciones”. Eso es lo que han respondido desde el Diputado del Común a La Voz, aclarando que las residencias de mayores de la isla están al margen del escándalo que ha estallado esta semana en Canarias, a raíz de hacerse público el último informe de este órgano.

El documento, basado en visitas realizadas a 25 centros de mayores de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y La Palma en 2019, advierte de graves deficiencias detectadas, aunque sin especificar en qué centros se encontraron esa situación.

Entre otras cosas, el informe detallaba que había brotes de sarna en dos residencias, así como chinches en los colchones de las habitaciones, baños “con evidentes signos de suciedad”, muebles rotos, material de rehabilitación con herrumbre, cucarachas y hasta ratas en cocinas.

“Resulta indescriptible la conmoción que produce encontrar esta falta de higiene y salubridad en los centros, sin ser detectada por las administraciones encargadas de inspeccionar y velar por el funcionamiento en los recursos para personas mayores, y, a su vez, sin ser desvelada por familiares u otras personas que accedan a las instalaciones. Apelamos, a la responsabilidad social de trabajar por un mínimo de bienestar de las personas mayores”, advertía el informe, que se concluyó y se remitió al Parlamento de Canarias hace meses, pero que todavía no había visto la luz.

Ahora, el documento será por fin debatido en la Cámara regional, aunque desde el Diputado del Común en Canarias han confirmado que esos casos que denuncia el documento no se detectaron en Lanzarote. “En ningún momento hemos querido generalizar y el informe lo deja clarísimo. De 25 centros visitados, se han encontrado deficiencias en 12 y el resto cumplía perfectamente todos los requisitos”, han aclarado a La Voz, señalando que el informe no detalla los nombres de los centros donde se detectaron esas deficiencias “por privacidad”.

 

Cuatro centros visitados en la isla

La adjunta del Diputado del Común en Canarias, Milagros Fuentes, ha destacado incluso lo “comprometido” que está el personal de los centros de Lanzarote, y también que es la única isla donde sí se realizan visitas de inspección periódicas, a diferencia de lo que ocurre con el resto. "Son pioneros", subraya Fuentes.

En el caso de Lanzarote, se dirigieron a cinco centros y finalmente visitaron cuatro durante la elaboración del informe, cuyo trabajo de campo se realizó antes de iniciarse la pandemia. Concretamente, estuvieron en la residencia de mayores San Roque, en Amavir Tías, en Las Cabreras y en la del Hospital Insular.

Respecto a la inspección que se realiza de las residencias en Canarias por parte de la administración, el informe advierte que “de manera generalizada, los centros no recuerdan la última visita del Servicio de Inspección de la Viceconsejería de Derechos Sociales”, a excepción de dos de La Palma. No obstante, en cuanto a Lanzarote, añade que sí “refieren visitas periódicas, con un trabajo continuo y complementario”, y que “existen igualmente mecanismos estables de coordinación con la Residencia Asistida anexa al Hospital Insular, integrada en la Consejería de Sanidad”.

Entre los muchos temas que pone sobre la mesa el informe, también cuestiona el protocolo de sujeciones que se sigue utilizando en casi todos los centros del archipiélago. “En Canarias, a diferencia de otras comunidades, se carece de regulación sobre el uso de sujeciones, ni siquiera hay un protocolo consensuado de procedimiento”, advierte, recordando que “el uso de elementos de sujeción en la atención y cuidado de las personas tiene la obligación de preservar los derechos fundamentales de libertad, derecho a la autonomía, así como el respeto a la dignidad humana”.

En este caso, esos sistemas sí se usan también en casi todas las residencias de mayores de la isla. “El único centro con acreditación de Confederación Española de Organización de Mayores (CEOMA) como centro libre de sujeciones es Amavir Tías de Lanzarote”, señala el informe, que apostilla que, “aun así, el protocolo de actuación ante trastornos conductuales y posibles agresiones recoge el uso de sedación farmacológica”.

LO MAS LEÍDO