La iglesia de San Ginés vive con devoción la Procesión del Santo Entierro

Cientos de feligreses se acercaron hasta la iglesia para vivir esta jornada

Procesión del Santo Entierro
Procesión del Santo Entierro

A las 19.30 horas comenzó la celebración presidida por el párroco titular de San Ginés Obispo, Juan Carlos Medina, correspondiente al Viernes Santo. Una Eucaristía que arrancaba en silencio, con el sacerdote postrado frente al altar, con el rostro en tierra, recordando la agonía de Jesús, y los fieles de rodillas en silencio unos instantes.

Acto seguido se inició la Liturgia de la Palabra, la primera lectura correspondiente al profeta Isaías (el siervo sufriente), la segunda de la Carta a los Hebreos, ambas intercaladas por el salmo (Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu), cantado por José Manuel Clar, acompañado al piano por la profesora Josefina González, encargada de amenizar todo los cantos.

Después de haberse leído la segunda lectura y sin aclamación se proclamó el relato completo de la Pasión según San Juan, donde participaron dos feligreses, uno en el papel de Cronista, y el otro en el papel del Sanedrín y el sacerdote presidente en el papel de Jesús. Finalizada la lectura de la "Pasión" en este Viernes Santo, la Liturgia de La Palabra finalizó con la "Oración Universal", hecha de manera solemne.

A continuación se llevó a cabo la adoración del "Árbol de la Cruz", momento donde el sacerdote fue descubriendo en tres etapas el Crucifijo para la adoración de todos los fieles y este año por motivos de la covid y cumpliendo con las normas sanitarias los fieles no se acercaron a la imagen del Crucificado como en años anteriores y desde el lugar donde estaban situados hicieron la adoración.

El Viernes Santo es el único día del año que no hay consagración y se distribuye a los fieles la Comunión con las Sagradas Formas reservadas en el monumento del día anterior "Jueves Santo". Finalizada la celebración se procedió a la procesión del Santo Entierro encabezando la misma la banda de música "La Unión", dirigida por el profesor Pepe Artiles seguida del "Santo Sepulcro con el Cristo Yacente", y tras él la imagen de Nuestra Señora de Los Dolores arropada por el párroco Juan Carlos Medina y los feligreses que les acompañaron en todo el recorrido por las principales calles de la capital lanzaroteña.

Finalizada la procesión del Santo Entierro se procedió al Fervorín de la Dolorosa y procesión de la Soledad alrededor de la plaza de la iglesia.

 

LO MAS LEÍDO