La angustiosa espera de los dependientes: “Yo no sé lo que voy a durar, pero quiero dejar esto resuelto para ella”

Hermenegildo denuncia que lleva casi un año esperando por la valoración médica que le permita tramitar la dependencia de su mujer

Carmen, una mujer de 65 años dependiente y con párkinson.
Carmen, una mujer de 65 años dependiente y con párkinson.

Carmen tiene 65 años, sufre párkinson y necesita ayuda para cualquier actividad cotidiana, pero solo cuenta con el apoyo de su marido, que padece cáncer. Ambos llevan esperando diez meses solo por la valoración médica que les permita tramitar la dependencia, pero desde las instituciones ni siquiera les han dado aún una fecha para ese reconocimiento.

“Mi mujer necesita ayuda para ducharse, vestirse y hasta para caminar”, relata Hermenegildo. “Yo tengo la condición de paciente oncológico, no sé lo que voy a durar, pero quiero dejar esto solucionado para ella cuanto antes”, relata con crudeza.

El hombre explica que fue su neurólogo quien les dio "un papel" diciendo que solicititaban acogerse a la Ley de Dependencia, pero para ello es necesario un reconocimiento médico que depende del Gobierno de Canarias. “Yo sé que eso tarda, que no se hace en un día o dos, pero lo que no me parece normal es que tarden un año en verla”, denuncia.

La pareja pidió la valoración médica en julio de 2021, y les dijeron que tardarían “tres meses aproximadamente” en ponerse en contacto con ellos, pero ese plazo está a punto de multiplicarse por cuatro y la llamada sigue sin llegar. “Nunca me llamaron, así que tres meses después fui a preguntar y me dijeron que iban por el mes de abril revisando, que tenía que esperar”, explica. 

Ante la larga espera, el hombre ha vuelto a preguntar ahora por el trámite y se ha dirigido a Servicios Sociales del Cabildo, que actúa como intermediario para recoger las solicitudes, aunque su resolución depende del Gobierno de Canarias. Y la respuesta ha sido que “no hay médicos desde enero” y que “es el Gobierno canario el que tiene que nombrarlos”

Hermenegildo tacha de “dejadez tremenda” la situación y recalca la importancia de tener este reconocimiento, ya que le permitía no solo contar con ayuda para atender a su mujer, sino también cosas tan simples como poder aparcar en plazas más próximas a los centros sanitarios, a través del carnet de discapacidad.

“Lo que quiero es que pueda ir a un hospital y no tenga que dejar a mi mujer a 400 metros de la entrada cuando no haya aparcamiento cerca por no poder aparcar en un vado para discapacitados”, explica. También insiste en que “cuanto más tarden en valorarla, más tardará en conseguir el carnet”, ya que una vez valoren el grado de incapacidad de su mujer, “tardarán 4 o 5 meses más en darle la tarjeta”.

Hermenegildo apunta que el personal del Cabildo le ha recomendado “poner una reclamación” y, si no obtiene una respuesta en 3 semanas, puede poner una “queja al diputado de lo común” y llevarlo por la vía judicial a través de “un abogado de oficio, denunciándolo ante el Gobierno canario”.

Por su parte, desde la Consejería de Bienestar insisten en que este tema “no es competencia del Cabildo” y apuntan que el único médico encargado de estas valoraciones médicas “lleva dos meses de baja”. También reconocen que el caso de Carmen no es el único que se encuentra en esta situación y afirman que “la queja ya está trasladada”.

“Yo lo único que quiero es llamar la atención de los que tengan la responsabilidad, porque están abandonando a las personas”, advierte Hermenegildo, que solo quiere respuesta a una pregunta: “¿Cuándo van a poner ese médico para valorar a mi mujer?”

LO MAS LEÍDO