CC celebra que el PP haya "roto la disciplina de voto" para apoyar una moción suya, que aún así no ha prosperado

Los nacionalistas lamentan que el PSOE votase en contra de exigir a Pedro Sánchez "que pague lo que le debe a Canarias" y de pedir al Gobierno autónomo "que no suba impuestos"

 CC celebra que el PP haya "roto la disciplina de voto" para apoyar una moción suya, que aún así no ha prosperado
CC celebra que el PP haya "roto la disciplina de voto" para apoyar una moción suya, que aún así no ha prosperado

El Grupo Nacionalista (CC-PNC-SB) en el Cabildo de Lanzarote ha enviado un comunicado en el que celebra haber conseguido en el pleno de este jueves que "el PP rompa la disciplina de voto" para respaldarles en una moción que no ha prosperado, en la que solicitaban exigir a Pedro Sánchez "que pague lo que debe a Canarias" y pedir al Gobierno autónomo "que no suba impuestos".

Según explican los nacionalistas, la moción fue votada "con resultado de empate" debido "a la ausencia de una de las consejeras del Grupo Nacionalista". Así, señalan que en segunda votación se aplicó el voto de calidad de la presidenta María Dolores Corujo para rechazar la propuesta.

Al respecto, el consejero del Cabildo y candidato nacionalista al Senado, Samuel Martín, ha lamentado que los socialistas no hayan considerado necesario instar al Gobierno de España a transferir de inmediato las partidas presupuestarias que corresponden a Canarias y que están recogidas en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogados para 2019, lo que considera que "evidencia la necesidad de que las fuerzas nacionalistas tengan presencia tanto en la Cámara Baja como en el Senado, o de lo contrario nadie defenderá los intereses de Canarias".

 

Subidas fiscales 


Según el Grupo Nacionalista, el PSOE también ha rechazado exigir al Gobierno de Canarias que no apruebe ningún tipo de subida fiscal en la Comunidad Autónoma y que mantenga, al menos, todas y cada una de las medidas del rebaja fiscal aprobadas durante los dos últimos ejercicios.

Los nacionalistas apuntan que "la propuesta realizada por el Gobierno de Canarias, sumiso con el Gobierno central del PSOE, y con el objeto de salvar los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2020, supone, por un lado incrementar el IGIC del 6,5 al 7%, aunque con un reparto inverso al fijado en la Ley 9/2003, de 3 de abril, de medidas tributarias y de financiación de las haciendas territoriales canarias, es decir, un 58% para el Gobierno de Canarias y un 42% para las corporaciones locales, que afortunadamente rechazó la FECAM". Por otro lado, añaden, supone "la cesión en el ejercicio 2019, a favor de la Comunidad Autónoma, de 100 millones de euros de los 160 que hay previstos en el FDCAN y 80 millones más en 2020".

Dicha iniciativa pretende minorar los recursos de los ayuntamientos y cabildos, que por fuero les corresponden, y producirá un desequilibrio financiero que afectará, entre otros parámetros de la estabilidad presupuestaria, a la capacidad de financiación y a la regla de gasto, y que sin duda conllevará un importante recorte en los presupuestos de las corporaciones locales, dejando a éstas sin capacidad de invertir ni de crear empleo, en el momento en que la coyuntura económica entra en una fase de desaceleración, señala Samuel Martín. 

 

"Ayuntamientos y cabildos no pueden ceder"


CC-PNC-SB entiende que "los ayuntamientos y cabildos no pueden ceder ante la pretensión del Gobierno de Canarias". "Y los consejeros del Partido Popular opinan lo mismo, tal y como se ha podido ver durante el debate de la moción, afirman los nacionalistas. 

De igual manera, y como ya hicieron en la rueda de prensa celebrada el pasado 21 de octubre, los nacionalistas han manifestado su "total rechazo al argumento esgrimido para justificar la subida de impuestos, amparado en un agujero económico de 400 millones de euros generado por el equipo anterior, cuando el propio Ministerio de Hacienda, dirigido por el PSOE, ha confirmado que Canarias está entre las comunidades autónomas con superávit, cuantificado en 300 millones de euros". Estos datos son objetivos, contrastables y dejan en evidencia el discurso del Gobierno de Canarias,ha subrayado Samuel Martín.

La postura del presidente del Gobierno de Canarias ha sido calificada de poco valiente por los nacionalistas, quienes aseguran que no se atreve a reclamar al Gobierno del Estado los recursos que nos corresponden por derecho, cifrados en más de 900 millones de euros, tal y como recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogados para 2019". "En lugar de ello, será la ciudadanía, los ayuntamientos y los cabildos de Canarias los que paguen esa deuda, concluyen. 

LO MAS LEÍDO