Ástrid Pérez acusa a Saray Rodríguez de querer "hacer daño" al PP y cree que CC estaba detrás de su candidatura

Recuerda que Joel Delgado trabaja para Coalición Canaria y desvela que fue destituido como secretario general del PP porque había "motivos graves" para ello

Ástrid Pérez

La candidata a revalidar la Presidencia del PP en Lanzarote, Ástrid Pérez, ha acusado a Saray Rodríguez y a los miembros de su candidatura de pretender "hacer daño" al proyecto político del partido. Además, considera que hubo "injerencias" de CC en la candidatura adversaria, que ya ha quedado fuera del proceso. 

"La intención no era ganar el Congreso, sino hacer daño", ha señalado en Radio Lanzarote-Onda Cero la ya única candidata a presidir el PP en la isla. Y es que, Pérez ha afirmado que "todo el mundo sabía" que la candidatura de Saray Rodríguez "no iba a ganar" las elecciones. 

De hecho, ha manifestado que la propia Rodríguez, el pasado mes de enero, hizo "unas declaraciones en un medio de comunicación", en las que dijo que "si Ástrid Pérez se presentara a la reelección, ganaría por aclamación". Además, no cree que su adversaria estuviera "tan mal" bajo su presidencia si "no dimitió nunca". 

"Estuvo cuatro años de secretaria insular y cuatro años de coordinadora insular, con lo cual, cuando uno no está bien en un sitio se va y dimite, y ella estuvo conmigo hasta el final", ha señalado.


"Había dos listas, una de CC y otra del PP"

Así, a juicio de Pérez, en la candidatura de Saray Rodríguez ha habido "injerencias" de "otro partido político" para intentar "debilitar" al PP, y ese partido considera que es CC, formación para la que precisamente trabaja el ex secretario general del PP y miembro de la candidatura de Rodríguez, Joel Delgado

"A mí siempre me decían tienes una lista alternativa y yo siempre decía que no. Hay dos listas, una de CC y otra del PP. Y además se puede acreditar sin problema", ha indicado.  "¿Y a quién utilizaron? A lo que están ya en CC, evidentemente. Aparecen como afiliados de mi partido pero están en CC y llevan las estrategias políticas de CC, que siempre son en contra del PP curiosamente", ha señalado al respecto. 

"Ésta es la realidad. Intentaron hacer daño al proyecto político y no lo van a conseguir", ha indicado la candidata a la presidencia de los populares en la isla, que cree que CC, hasta "hace poco", "entendía que el PP era como la filial de 2ªB". "Nosotros no somos el partido filial de 2ªB de nadie. Nosotros queremos jugar en Primera División porque es nuestra obligación. Porque somos un partido fuerte, un partido estatal, importante, y porque somos muchos además", ha añadido. 

 

"¿Quién dice que quien ha hecho trampas no es la candidatura alternativa"

Según ha explicado, la "guerra" con la candidatura de Saray Rodríguez empezó "el día" en que ella presentó 590 avales. "Presenté los avales, saco la nota de prensa, y a las pocas horas hay una nota de prensa de la candidatura contraria diciendo que se están haciendo trampas. ¿Cómo se está haciendo trampas si todavía el comité organizador no había hecho ni un solo acta, ni un solo acto, que pudiera ser objeto de hacer trampas? Simplemente cuando vieron que se presentaban 590 avales y ellos 140, que finalmente se quedaban yo en 502 y ella en 92, ya se estaban haciendo trampas", ha apuntado. 

"Yo creo que trampas ninguna, porque es muy difícil hacer trampas en un proceso que está absolutamente reglado. Porque, además, ningún comité organizador, nadie, está tan loco para hacer trampas cuando, antes de iniciarse el proceso, ya estaban diciendo en los medios de comunicación que iban a impugnarlo en los tribunales", ha añadido Ástrid Pérez, que ha llegado a insinuar que a lo mejor quien ha hecho trampas ha sido la candidatura contraria. 

"¿Quién dice que quien ha hecho trampas no es la candidatura alternativa? Yo no lo sé, habría que revisar el proceso, porque a mí hay cosas que no me han parecido muy normales. A lo mejor, si se revisa, resulta que quien ha hecho trampas no ha sido el comité organizador como se dice", ha señalado. 

Además, ha respondido a una de las presuntas irregularidades que denunció Saray Rodríguez, que llegó a pedir la suspensión del Congreso alegando, entre otras cosas, que su candidatura no había podido acceder a los censos de afiliados en la sede del partido. "No se dejaron los censos a ninguna de las dos candidaturas porque,y la coordinadora insular sabe o debe saber, que ya cuando ella era secretaria general del partido, osea la máxima responsable de lo orgánico, se prohibió por la Ley de Protección de Datos que Lanzarote y ningún territorio de España tuviéramos censos", ha explicado. 

En este sentido, ha detallado que "lo censos están en Madrid" y que "solo se permite" acceder a ellos "en dos circunstancias". "En elecciones para el mailing, en elecciones políticas normales, y en los procesos congrensuales. Pero esos censos no se nos dan a nosotros, los candidatos, se les da única y exclusivamente el día determinado al comité organizador", ha asegurado Ástrid Pérez, insistiendo en que eso es así desde "hace muchos años".

"Curiosamente deberían saberlo las personas que han llevado o que deberían llevar la gestión orgánica del partido, que son el secretario general y la coordinadora insular porque, en los estatutos, yo solo tengo una función, que es la estrategia de acción política", ha añadido la candidata.

 

"Unos pocos, contra unos muchos"

Por todo ello, Ástrid Pérez ha acusado a los miembros de la candidatura adversaria de "ensuciar el proceso" y de querer "crear una división interna".  "No hay una división interna, no la hay. Estamos muchos contra unos pocos y los muchos ni están contra esos pocos. Son esos pocos los que están contra unos muchos", ha señalado Pérez, asegurando que "el partido sigue integrado" y "abierto a todo el mundo". 

No obstante, no descarta que haya miembros del PP que acaben dando el salto a CC. "No lo sé, no quiero opinar. Porque si opino tengo que decir la verdad y no lo quiero decir", ha manifestado tras ser preguntada por ello. 

Con respecto a Joel Delgado, ha recordado que "se le cesó" como secretario general del partido y ha señalado que "alguno motivos graves había", aunque no ha querido dar detalles sobre los mismos. "Yo no lo he dicho nunca públicamente ni lo voy a decir, porque no voy a hablar mal de mis compañeros públicamente"

LO MAS LEÍDO