18/Abr/2019
Marcos Bergaz
31/03/19

Descalzo por Famara

 

¿Saben lo que tienen en común Kike Pérez, Jon Kortajarena, Orlando Duque o Zapatero? Que Famara los conquistó, como a la mayoría de los que hemos disfrutado de un lugar tan especial de nuestro Municipio. El lugar donde se encuentra, probablemente la mejor playa de la isla con el imponente Risco de testigo. 

Un espacio único que no necesita cambiar, pero sí ser atendido mejor, y es posible. Porque Famara no existe sólo en verano, sino que todo el año requiere de cuidados y atenciones, como reclaman los residentes, como nos comprometemos a llevar a cabo desde equipoTeguise2019. Por eso, siguiendo con nuestra campaña en positivo, aprovecharé estas líneas para aportar una serie de propuestas.

Así, empezaré por la entrada al paraíso, donde necesitamos que la rotonda frente al Complejo, se vista con un homenaje a todos los caleteros, al espacio natural en el que viven y a los valores ambientales que representan. ¿Qué mejor para ello que un concurso de ideas donde artistas cautivados por Famara hagan sus propuestas y se oiga a los vecinos? Porque a Teguise debe llegar la participación ciudadana también.

Mantener en buen estado la vía de acceso tanto al pueblo como a los Noruegos, hablando con Costas para que entienda que su actual estado perjudica a todos, con un asfalto calamitoso, con socavones y en grava viva que lo único que hace es dar mal aspecto, incomodar y trasladar a la zona dunar la grava suelta. Ya hice gestiones en su momento y la rehabilitación era posible, luego lo dejaron morir en el baúl de los recuerdos.

Reforzar servicios en la playa como la vigilancia para evitar episodios que nadie quiere; su limpieza que no puede depender en exclusiva de acciones de voluntarismo;  o la accesibilidad, porque Famara, incluyendo la playa del pueblo, debe ser para todos, facilitando el disfrute de quienes tienen una movilidad reducida.

Recuperar inmuebles como la casa del ilustre don Luis Ramírez González, evitando que el salitre y el desuso acaben con esta muestra modernista en primera línea de Caleta; o el molino con sus pilas de lavar, verdaderos iconos de Famara que llevan esperando demasiados años por una actuación que no llega.

Apostar por la diferenciación del pueblo, en la que radica su magia, habilitando líneas de subvención para que la cartelería, señalética o terrazas sean reconocidas en todos los Facebook e Instagam del mundo.

Homenajear a César Manrique por su centenario incorporando en la zona del muellito guiños manriqueños en forma de baldosas que representen algunos de los elementos más icónicos de nuestro genial artista, caso de sus pescaditos, conocidos en todo el mundo. Porque los pies descalzos de César disfrutaron muchas veces de Famara y es necesario dejar su huella donde tantas veces estuvo.

Saber que al hablar de sus fiestas, menos es más en Famara, no volviendo al disparate de antaño donde el Ayuntamiento aspiraba cada verano a superar el número de visitantes con los problemas que generó esta concepción de la fiesta caletera, luego exportada a la Noche en Blanco en La Villa. En este tema, los vecinos deben protagonizar el diseño de sus fiestas y la Corporación ayudar en su realización, porque además contamos con unos vecinos comprometidos.

E insisto, tener muy presente que Famara no hay que cambiarla, sino atenderla mejor para que los vecinos no sientan que sólo se les tiene presente en verano. Famara exige atenciones todos los meses, en lo básico, pero también en actividades y programación para evitar “las tentaciones del aburrimiento” como me decían en una reunión. 

Yo les digo que sí, que ni “las bicicletas son sólo para el verano”, como escribiera el dramaturgo y actor Fernando Fernán Gómez, ni Famara puede estar en agenda únicamente cuando el calor aprieta en esta tierra. 

Juntos lo haremos posible.

 

Por Marcos Bergaz, candidato por el PSOE a la Alcaldía de Teguise

Comentarios