"Conecta Tías"

Agustín García

Hace unos meses (concretamente en el mes de marzo de este año), el Ayuntamiento de Tías presentaba la Estrategia Municipal de Desarrollo Comunitario "Conecta Tías". Se plantea como una propuesta metodológica que pretende afectar el modelo tradicional de trabajo que sigue instalado en las administraciones públicas, especialmente en la Atención Primaria de los Servicios Sociales, previniendo la polarización social, aspirando a lograr la cohesión social y una sana convivencia intercultural a través de la implicación activa en comunidad y la coordinación en objetivos comunes. 

Desde la Estrategia inicialmente se intenta lograr una mayor operatividad, optimizar los recursos y evitar duplicidades ordenando la actividad y los servicios que diversos colectivos y asociaciones desarrollan en el municipio. Pero ello exige una mayor apertura de los servicios sociales (abrirse realmente al conjunto de la población, sin perder su relevancia y afán en el abordaje, atención e intervención de las necesidades sociales), potenciando su labor orientativa, acompañando en los procesos de autonomía/capacitación ciudadana, promoviendo la inclusión social incentivado la iniciativa y participación ciudadana, etc. 

Obviamente sin responsabilidad vecinal ni educación social se coarta gravemente la posibilidad de precipitar mejoras en la vida del municipio. En Tías nos encontramos con asociaciones y recursos de diversa índole que precisan de una estructura que proporcione un enfoque organizado de trabajo, consolide sinergias múltiples e impulse la integración de todos para mejorar sus capacidades y pretensiones sociales. 

En la actualidad, no se discute la relevancia que tienen las redes en el bienestar y la salud de las personas: disponer de una red social estable repercute positivamente sobre la calidad de vida. Pero para integrar y trabajar en la construcción de sistemas de apoyo tenemos variar la visión comunitaria que se tiene de los Servicios Sociales. Básicamente, asistencialista, estigmatizante y con tintes represores. Tenemos que luchar contra esos prejuicios, tensiones, miedos e incertidumbres arraigados en la conciencia ciudadana, planificando y proponiendo acciones, servicios y actividades desde la pluralidad y la normalización. No podemos aspirar a la inclusión cuando programamos desde la sobreprotección, situaciones de precariedad y vulnerabilidad. Debemos invitar a la participación genérica, fracturar nuestros prejuicios e inseguridades en la intervención. 

Conecta Tías exige, principalmente, una propuesta firme, convicción técnica y una apuesta política decidida para poder avanzar. Inicialmente su gran desafío es ganarse la licitud de los distintos actores locales implicados tratando de extender conexiones, concebir y robustecer nuevos espacios de encuentro. Se ha de poner encima de la mesa un plan de acción desvinculado de prestaciones y proyectos finalistas, centrada en procurar productivos entornos de escucha, diálogo, consenso e inmutable cooperación. 

Si queremos que la Estrategia abrace sin titubeos sus propósitos necesitamos afianzar la perspectiva de un proceso continuo y sostenible en el tiempo, acatar sus ritmos evolutivos (propios de un proceso de desarrollo comunitario, ajeno a un proyecto finalista), dotarla de recursos estables, desechar la apropiación política indebida, así como la tentación de la tutela permanente desde ámbitos técnicos (hay que facilitar, orientar y propiciar la interacción y sinergias de trabajo sin obviar que el desarrollo comunitario del municipio debe propiciarse y consolidarse desde la sociedad civil). 

"En la vida hay algo peor que el fracaso: el no haber intentado nada" (Franklin D. Roosevelt). Pues eso... ¡vamos a intentar conectarnos!                        

 

Agustín Enrique García Acosta - Trabajador social

LO MAS LEÍDO