A vueltas con la  Avenida

Euardo Núñez González

Parece ser que el tema de la semi peatonalización de nuestra avenida marítima aún colea y algunos no se conforman, continúan las recogidas de firmas e incluso se convocan concentraciones para solicitar la apertura al tráfico en un sentido, claro en el que apuntan los intereses de unos pocos, no los generales de Arrecife. 

Pero vamos por partes, el Ayuntamiento debe afrontar las consecuencias de sus decisiones y plantear alternativas. Con la semi peatonalización se hace más lento el tráfico  en toda la zona centro, por lo que resulta imprescindible un plan alternativo para mejorar la circulación en la zona. Se han eliminado prácticamente todos    aparcamientos, dejando a los vecinos sin lugar público donde aparcar, a los pies de la iniciativa privada. Recordar que el Ayuntamiento es socio-propietario (11%) del parking de las Islas Canarias y quizás por ese aparcamiento pasen parte de las soluciones a este problema. Resulta imprescindible mejorar el servicio de la guagua lanzadera, haciéndola pasar por la avenida medular, como una línea circular, con dos guaguas circulando en sentido contrario, quizás se conseguiría rebajar considerablemente la densidad de vehículos en el centro. Buscar soluciones acordes con lo que se firmó para la financiación europea. Flexibilidad, menos multas y contener el afán recaudatorio. Coger el toro por los cuernos,  explicar su política tratando de convencer y gestionando bien lo público, haciendo frente, con argumentos, a aquellos que agitan a la ciudadanía solo por  sus  intereses comerciales  o su comodidad.

Respecto a los comerciantes, comentar que aunque se circule en un sentido, de nada vale a efectos comerciales si los coches no pueden parar. Los bares y restaurantes ya están compensados por el tiempo de cierre, pues sus terrazas ocupan la mayor parte de acera. Respecto al resto de pequeños comercios, deben plantarse si pueden competir con las grandes superficies y si su modelo de negocio es el acorde con los tiempos. Entiendo que reivindiquen del  Ayuntamiento algún tipo de ayuda, las cosas podrían ser: permiso para colocar  banners en la calle frente al comercio, con el fin de atraer clientes; un pequeño estand en el muelle de cruceros para atraer clientela a la zona centro o degustación de productos como reclamo para bares y restaurantes. Iniciativas acordes con la nueva situación.

Me dice un amigo que, quizás el objetivo oculto de todo este movimiento sea facilitar el flujo de potenciales clientes hacia el  Puerto Deportivo, pero  Arrecife no se puede planificar en base a los intereses de una zona comercial.

Comentario aparte merece la actitud de la oposición política municipal y de alguna  institución; antes, cuando se planificó la obra y su uso, la mayoría se mostró de acuerdo y ahora han variado su posición, eso se piensa antes. Quizás se trata de desgastar el equipo de gobierno, no de mirar por el bien de la ciudad.

No me encaja un modelo donde, en el sentido Reducto-Ayuntamiento sea de libre circulación, incluidas guaguas y tren turístico, luego en sentido contrario pasarían guaguas municipales, tren, taxis y vehículos autorizados. Sinceramente, creo que empeoraríamos sobre la situación que teníamos antes de realizar esta obra. La semi peatonalización era una de las condiciones impuestas con la financiación. 

Hagamos de Arrecife una ciudad moderna, abierta al mar, en la que los paseos por la avenida se den andando, no en coche, olvidémonos de aparcar en la puerta del comercia al que vamos. Esta semi peatonalización se ha realizado en todas las ciudades europeas y muchas españolas, pongamos en valor lo mejor que tenemos, que es nuestra marina. Construyamos una ciudad donde los coches cedan a favor de las bicicletas, squash, patines……En definitiva, disfrute ciudadano en una ciudad del siglo XXI.

 

PD. Quien esto escribe, pertenece al común de los mortales y no tiene tarjeta para circular por la avenida.

 

Por Eduardo Núñez González.

 

LO MAS LEÍDO